España no ha sido el país a seguir en la gestión del Coronavirus. Así lo piensan muchos, como el PP, que ha presentado una comisión de investigación sobre la gestión de Pedro Sánchez en la pandemia. Política fuera, ahora son profesionales lo que dicen lo mismo, y es que España ha sido el país en el que más médicos han tratado a pacientes con Covid-19 sin la protección adecuada.

A España le sigue en la lista de peores países  Francia (45%), México (40%) y Reino Unido (34%).  Así lo revela una encuesta realizada por la plataforma Medscape entre junio y julio entre más de 7.000 médicos de España; Estados Unidos, Brasil, Francia, Alemania, México, Portugal y Reino Unido.

No obstante, la mayoría de los encuestados ha señalado que los principales retos a los que se han tenido que enfrentar han sido no contar con el equipo de protección individual adecuado, sobreexigencia, miedo a contagiar y ansiedad.

En este sentido, la encuesta ha puesto de manifiesto que el 82% de los médicos de España ha estado en contacto con pacientes con coronavirus; bien de forma presencial (68%), bien por teléfono o vídeo (14%), si bien, en el resto de países el porcentaje «fue menor».

Asimismo, el 20% de los médicos españoles encuestados ha sido diagnosticado con coronavirus, siendo el mayor porcentaje. Le sigue Reino Unido, con un 19%, Francia y Brasil (15%), 13% en México, en el 6% en Alemania y Portugal, y en el 5% en Estados Unidos.

«No creen que la distancia social ayuda a la inmunidad del grupo»

En términos generales, los médicos de todos estos países no están de acuerdo en que la distancia social ayuda a la inmunidad del grupo. Además, más de la mitad afirman que han corrido riesgos por su cuenta ante la emergencia de la Covid-19.

Asimismo, el 33 por ciento de los médicos en España aseguran que dieron prioridad en el trato a pacientes con coronavirus sobre otros pacientes con otras enfermedades que amenazaban la vida.

Uno de los múltiples retos en la pandemia ha sido la falta de tratamientos específicos o un método preventivo para contraer la infección, por lo que ante el «devastador» efecto del desborde en las unidades de cuidados intensivos, alrededor del 40 por ciento de los médicos piensan que sus lugares de trabajo no han estado preparados y se han visto sobrepasados.

«Con la crisis del coronavirus el entorno médico se ha visto empujado a primera línea de una intensa batalla, impensable unos meses antes. Aunque esto puede afectar a la satisfacción por el ejercicio de la profesión, la encuesta ha revelado que más de la mitad de los médicos repetiría sin ninguna duda la labor desempeñada durante la crisis», ha dicho el miembro del Comité Editorial de Medscape, Javier Cotelo Vila.

Por otra parte, el trabajo ha evidenciado que durante la pandemia, los médicos han comido más, han hecho menos deporte, han bebido menos alcohol y han consumido menos fármacos estimulantes. Además, sus ingresos económicos de los médicos han «disminuido».