El Betis consiguió tres puntos de oro en su visita a Mendizorroza el pasado domingo. El gol de Tello en el alargue rompió con un maleficio que duraba ocho años. Desde la temporada 2012/13 no empezaba el Betis una liga ganando el primer partido en la máxima categoría.

El 12 de agosto de 2012 el equipo verdiblanco venció por 3-5 en un partido loco en San Mamés al Athletic Club. Esa temporada, con Beñat, Rubén Castro o Jorge Molina, el Betis consiguió la clasificación a Europa con Pepe Mel en el banquillo.

El debut liguero del Betis de Pellegrini ha ilusionado a su parroquia, con un partido que solventó con un pilar fundamental, la portería a cero. Las ayudas defensivas y la entrega de todo el equipo hizo que el entrenador se llevara un buen sabor de boca con el trabajo de los suyos.

Después, los cambios introducidos por el chileno le dieron la vuelta al partido. Desde la banqueta entró Tello, que fue el autor del tanto de la victoria. También tuvo una importancia vital Lainez, que entró desde el banco en el 92′ pero transformó el partido en unos minutos. Provocó dos corners, llegando en el segundo de ellos el gol que le daría la victoria a su equipo, que vuelve a ganar en la primera jornada de liga ocho años después

Desde entonces y hasta la victoria ante el Alavés, el primer equipo del Betis acumulaba cinco derrotas y un empate. Cayeron en cinco ocasiones -2-1 frente al Real Madrid, 6-2 y 2-0 contra el Barcelona, 0-3 ante el Levante y 1-2 contra el Valladolid- y lograron un empate a uno frente al Villarreal.

En la temporada 15-16 el Betis militó en Segunda y comenzó la temporada ganando por 2-3 al Sabadell.

Con un portero que hace su trabajo, todo más fácil 

El partido iba 0-0 y el Alavés, que apenas había creado peligro, tuvo un córner y pudo adelantarse en el marcador. Sin embargo, el único fichaje que jugó, Claudio Bravo, sacó una mano salvadora para que los locales no se adelantaran en el marcador.

Pelligrini sabe que uno de los problema del Betis era la cantidad de goles que recibía. Por ello, desde su llegada, el trabajo defensivo es su principal premisa. En la primera jornada lo dejó claro, con un rival que apenas inquieto y que cuando creó peligro se choco con el guardameta bético.