El pasado mes de marzo Dani Rovira anunció que tenía un Linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que afecta al ganglio linfático. Después de seis largos meses, la vida vuelve a sonreír a Dani, que ya superado el cáncer, se pondrá a los mandos de un programa de humor en TVE.

El cómico y actor malagueño será el presentador en esta nueva apuesta de TVE por ofrecer programas «originales y divertidos» en los que en este caso Dani encaja a la perfección.

El programa, estará producido por Good Mood y The Pool, por lo que Daniel Écija y Andrés Varela ejercerán de productores ejecutivos de este espacio para el humor.

El nuevo programa de Dani Rovira será emitido por La 1 en horario prime time, suponiendo un regreso por la puerta grande del cómico a la televisión. Con sketches, reportajes y entrevistas a distintas personalidades, Rovira tendrá la oportunidad de hacer pasar un buen rato a los espectadores. Además, no estará solo, sino que le acompañarán distintos colaboradores que le darán su punto a la hora de abordar las secciones.

La vuelta de Dani Rovira a la televisión

Como era de esperar, esta no es la primera vez que el actor se pone al frente de un programa. Ya en 2011 presentó junto a Goyo Jiménez y Lorena Castell el espacio de Cuatro ‘No le digas a mamá que trabajo en la tele’, que apenas duró medio año en antena.

Poco tiempo después, su andadura con David Broncano y Txabi Franquesa en ‘Alguien tenía que decirlo’ en La Sexta, tampoco resultó muy exitosa. Pese a ello, recibió muy buenas críticas en su conducción de los Premios Goya, algo que llevó a la Academia a confiar en él hasta en tres ocasiones.

Fue en ‘La Resistencia’ donde sí se hizo un hueco entre los colaboradores del programa, protagonizando una de las mejores secciones que tiene el espacio que comanda David Broncano. En dicha sección, Rovira se dedicaba a hacer lo que todo el mundo va a hacer al popular ‘Late Nate’ que no es otra cosa que divagar junto a Broncano.

En la actualidad, este regreso a las pantallas de Dani Rovira supone un auténtico refuerzo moral para el actor después de haber pasado una de las peores rachas de su vida.

Dani Rovira y el cáncer

Ante los malos tiempos, Rovira siempre pone buena cara y humor, por lo que tras detectarle el linfoma de Hodgkin, el actor se dedico a mostrarse positivo a pesar del importante pulso que se encontraba librando ante la enfermedad.

Siempre activo en las redes, desde ellas se dedico a ir colgando como progresaba y como se encontraba en aquellos complicados días. Fue a través de las propias redes desde donde confirmó que se encontraba curado y «ante el primer día del resto de mi vida».

View this post on Instagram

Hoy es el primer día del resto de mi vida. ¡ESTOY CURADO! Todo acaba y todo empieza hoy. 6 meses de subida a una de las montañas más duras a las que me he enfrentado, pero al fin llegué a la cima y, creedme, las vistas desde aquí son preciosas y reveladoras. Nunca terminaré de agradecer a todas las personas (familia, personal sanitario, amigos, conocidos y desconocidos) que, de una manera u otra, han aliviado y ayudado en mi subida a esta gran escarpada. El ser humano es, de raíz, maravilloso y he podido comprobarlo. Gracias, compañera, por compartir el peso de la mochila, los avituallamientos y por estas irrepetibles vistas. 🧡 Gracias por la luz en la noche y la silla en el camino. Y por no soltarme… 🦦 🦦 Va por todos los que siguen subiendo cordilleras, y por todos los que, a pesar de darlo todo, no lo consiguieron. Estoy enamorado de la vida. No soy mejor que nadie pero, de lo que estoy seguro es de que el Dani que ha llegado a la cima, es infinitamente mejor que el que hace un año andurreaba por llanuras sin importancia. Y va por ti, querido amigo, héroe y profeta. Gracias por guiarme, Pablo. Tu mensaje y tu lucha sigue más presente que nunca. #siemprefuerte

A post shared by @ danirovira on

En la carta no se olvidó de su paisano Pablo Raez, un ejemplo de lucha contra esta dura enfermedad: «Hoy es el primer día del resto de mi vida. Estoy curado. Todo acaba y todo empieza hoy. 6 meses de subida a una de las montañas más duras a las que me he enfrentado, pero al fin llegué a la cima y, creedme, las vistas desde aquí son preciosas y reveladoras», escribía para comenzar.

«Nunca terminaré de agradecer a todas las personas (familia, personal sanitario, amigos, conocidos y desconocidos) que, de una manera u otra, han aliviado y ayudado en mi subida a esta gran escarpada. El ser humano es, de raíz, maravilloso y he podido comprobarlo», reveló Rovira en un entrañable mensaje.