Una clase del primer ciclo de Educación Infantil del colegio concertado ‘Apóstol Santiago’ de Aranjuez ha quedado confinada por un positivo por Covid-19 en un alumno.

El aula ha quedado clausurada de «forma temporal», según ha informado la Dirección del centro a las familias en un comunicado.

«Siguiendo todas las medidas establecidas por el correspondiente protocolo –esgrime la Dirección–, el coordinador Covid del centro ha comunicado con Salud Pública y se ha determinado que por precaución, se continúe con el procedimiento».

Por ello, «se ha procedido solo para los alumnos de ese grupo y su profesorado el periodo de cuarentena en sus domicilios, quedando la clase confinada de forma temporal a partir del lunes 14 de septiembre».

La Dirección del colegio ha asegurado que «el centro ya ha tomado las medidas de limpieza y desinfección de los espacios necesarios. A su vez –ha agregado–, estas familias se han puesto en contacto con su centro de salud para la observación y vigilancia sanitaria».

En este sentido, desde el colegio se ha informado de que el resto de la comunidad educativa, incluidas las otras aulas de Educación Infantil Ciclo I, «puede seguir acudiendo al centro y realizar las actividades habituales. Eso sí, deberán hacerlo extremando las medidas de prevención personales y aquellas propuestas por el centro tal como se está realizando en estos momentos».

Plan de Actuación y Contigencias en el colegio tras el positivo en una clase

El colegio ha puesto en marcha un ‘Plan de Actuación y Contingencias’ que todos los alumnos incorporados están llevando a cabo, en materia de «accesos controlados. Entre ellos figura la toma de temperatura, higiene respiratoria y de manos, entradas y salidas escalonadas. Además de grupos desdoblados, distancias interpersonales en las aulas, ventilación y limpieza, etc».

La Dirección ha expresado su «deseo de la pronta recuperación y vuelta al centro de todos los alumnos y del profesorado afectado».

La Comunidad de Madrid confirmó este domingo que de las 30.000 aulas que han retomado la actividad escolar en la región, «en muy pocos casos, 26, han tenido algún conato o sospecha de contagio», y han tenido que suspender la presencialidad, según detalló la consejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Eugenia Carballedo.