Sanidad prohíbe fumar en la calle y cierra las discotecas en toda España 

El Gobierno ha tomado esta decisión de forma unánime para frenar la propagación del Covid-19 

El Ministerio de Sanidad ha acorado este viernes con las comunidades autónomas «por unanimidad» que se prohíba fumar en la vía pública o al aire libre (tanto cigarrillos como cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco) si no se puede mantener dos metros de distancia de seguridad, tal y como han aprobado Galicia o Canarias, como medida de prevención frente al COVID-19.

Asimismo, también se ha fijado el cierre de todas las discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones en directo.

Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este viernes en rueda de prensa tras una reunión extraordinaria con las comunidades autónomas, en el marco del Consejo Interritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), para abordar la evolución de la pandemia del coronavirus.

Igualmente, en hostelería, restauración, terrazas y bares/restaurantes de playa tendrá que haber un metro y medio de distancia entre mesas, con 10 personas como máximo por grupo.

Esta distancia también se tendrá que respetar en las barras. La mesa o agrupación de mesas que se utilicen para los grupos, además, deberán ser acordes al número de personas para respetar la distancia mínima interpersonal.

Estos establecimientos tendrán su hora de cierre a la 1 de la madrugada y no podrá admitirse a nuevos clientes desde las 12. Junto con estas medidas, de forma complementaria se ha acordado reforzar los controles para evitar el consumo de alcohol en vía pública que no esté autorizado, teniendo en cuenta que las comunidades autónomas y ayuntamientos aplicarán las sanciones correspondientes.

PCR a todos los nuevos ingresos

En los centros sociosanitarios, se hará PCR a todos los nuevos ingresos 72 horas antes de su entrada. Igualmente, se realizará esta prueba a los empleados que regresen de permisos y vacaciones, así como a los nuevos trabajadores.

Según han establecido, las visitas a los residentes estarán limitadas a una sola persona y una hora máximo al día, a no ser que se encuentre en situación grave y se tema por su vida. Las residencias tendrán que garantizar que las visitas a los ancianos se realicen de forma escalonada a lo largo del día para evitar que coincidan varios visitantes. Las salidad de los residentes en centros sociosanitarios también serán muy limitadas.

Respecto a eventos multitudinarios, Sanidad ha fijado que se deberá realizar una evaluación del riesgo por parte de la comunidad autónoma siguiendo el documento que acordó la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial sobre estas actividades. Así, y teniendo en cuenta esta evaluación, todos los eventos tendrán que tener autorización de la autonomía donde se celebren para poder realizarse.

Otra medida de Sanidad son los cribados con PCR en grupos específicos. Según han fijado, en caso de brote estos cribados se llevarán a cabo en poblaciones de riesgo y potencialmente expuestas, como residentes en centros sociosanitarios, barrios con transmisión comunitaria, centros educativos, bloques de viviendas afectadas o colectivos vulnerables, por ejemplo.

Por otra parte, se han emitido tres recomendaciones: limitar los encuentros sociales fuera de sus compañeros de convivencia y que los encuentros sociales se limiten a un máximo de 10 personas. A las comunidades autónomas, se insta a realizar periódicamente PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes. También hay un recordatorio para garantizar los medios y capacidades de los sistemas sanitarios para el cumplimiento de lo previsto en el ‘Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19’.