El sobrepeso empeora el pronóstico de Covid y es factor de riesgo en jóvenes

«Las personas con obesidad severa tienen más riesgo de hospitalización, y de sufrir mayores secuelas por coronavirus», señala la nutricionista Lourdes de la Bastida

La nutricionista del Hospital Quirónsalud Córdoba Lourdes de la Bastida ha destacado este viernes que «el sobrepeso y la obesidad empeoran el pronóstico de la infección por Covid-19 y en personas jóvenes es un factor de riesgo importante».

Según ha indicado en una nota, «las personas con obesidad severa tienen más riesgo de hospitalización, y de sufrir mayores secuelas por coronavirus, pues el sobrepeso empeora el pronóstico de la infección y no debe subestimarse».

La nutricionista ha resaltado que, ante este problema de salud, «es importante realizar prevención para reducir este riesgo y también evitar las complicaciones de la propia obesidad como son la diabetes o la hipertensión», entre otras.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

En España se estima que en el año 2019, uno de cada cuatro hombres y una de cada cinco mujeres padecía obesidad, definida como un índice de masa corporal (IMC) mayor o igual a 30. El perímetro de cintura mayor de 88 centímetros (en caso de las mujeres) o de 102 (para los hombres), se considera también factor de mayor riesgo cardiovascular.

La alimentación, clave

Lourdes de la Bastida ha apuntado que «el sistema inmunitario se puede mejorar con la alimentación, consumiendo alimentos principalmente antiinflamatorios como son las frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales, e intentando disminuir el consumo de alimentos ultraprocesados, bollería industrial y bebidas azucaradas».

Asimismo, «debido a la importancia de la vitamina D en el sistema inmunitario, es recomendable incluir en la dieta algunas fuentes dietéticas de esta vitamina como las sardinas, salmón, caballa, huevos, leche, quesos y yogures, además de la exposición solar controlada», ha explicado.

También, ha comentado que «es recomendable tomar alimentos ricos en fibra, pues su consumo ayuda a sentirse más saciado y no aumentar la ingesta total de la dieta». Además, y junto a una nutrición «adecuada», «es preciso hidratarse correctamente tomando agua durante el día o infusiones y realizar actividad física en la medida que se pueda para optimizar el estado de salud», ha recomendado.