Cierran las discotecas y bares de ocio ante el avance del Coronavirus

Además de las discotecas, en bares y restaurantes tiene que haber un metro y medio de distancia entre mesas y grupos de menos de 10 personas

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Sanidad ha fijado este viernes el cierre de todas las discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones en directo a consecuencia de la negativa evolución de la pandemia del coronavirus.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, lo ha comunicado este viernes en rueda de prensa tras una reunión extraordinaria con las comunidades autónomas.

Según ha precisado el ministro, se trata de medidas de «mínimos», por lo que cada comunidad podrá ampliar las restricciones si lo considera necesario. El acuerdo «obliga» a todas las autonomías a su cumplimiento. Sin embargo, no hay «plazo establecido» para que las CCAA transpongan estas nuevas normas.

Sanidad ha ordenado que, en hostelería, restauración, terrazas y bares/restaurantes de playa, tendrá que haber un metro y medio de distancia entre mesas, con 10 personas como máximo por grupo. Esta distancia también se tendrá que respetar en las barras. La mesa o agrupación de mesas que se utilicen para los grupos, además, deberán ser acordes al número de personas para respetar la distancia mínima interpersonal.

Complicado detectar a los contactos de los positivos

Estos establecimientos tendrán su hora de cierre a la 1 de la madrugada y no podrá admitirse a nuevos clientes desde las 12.

Junto con estas medidas, de forma complementaria se ha acordado reforzar los controles para evitar el consumo de alcohol en vía pública que no esté autorizado, teniendo en cuenta que las comunidades autónomas y ayuntamientos aplicarán las sanciones correspondientes.

Sobre estas limitaciones, el ministro ha argumentado que el ocio nocturno no es la actividad que más brotes produce, ya que se sitúa por detrás del ámbito familiar y social, pero ha reivindicado que sí cuenta con los brotes de mayor envergadura y que resulta más complicado detectar a los contactos de los positivos, debido al gran volumen de gente que se concentra y, en ocasiones, su distinta procedencia.

Además, también se prohíbe fumar en la vía pública o al aire libre (tanto cigarrillos como cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco) si no se puede mantener dos metros de distancia de seguridad, como medida de prevención frente al COVID-19.