Sierra nevada cierra la compra de 100 cañones nieve de última generación

Serán instalados en el dominio esquiable de la estación granadina para la próxima temporada de invierno 2020/21

Sierra Nevada ha adjudicado la compra por 1,8 millones de euros de cien cañones de producción de nieve de última generación, de máximo rendimiento en condiciones marginales y alta eficiencia en el consumo de luz y agua, que se instalarán en el dominio esquiable de la estación granadina para la próxima temporada de invierno 2020/21.

Los nuevos dispositivos de producción de nieve, cuya compra ha sido adjudicada a la multinacional italiana TechnoAlpin, a través de Casli, su comercializadora en España, implicarán la baja de 43 cañones adquiridos entre 2001 y 2003 cuyo rendimiento y costes energéticos y de mantenimiento hacían aconsejable su sustitución.

El centenar de nuevos cañones que Cetursa Sierra Nevada ha adjudicado a TechnoAlpin son de los mismos modelos que los 33 que fueron adquiridos la pasada temporada y cuyo extraordinario rendimiento ha quedado avalado durante la temporada 2019/20. Así, las nuevas incorporaciones serán 19 cañones TR10 (15 fijos y 4 móviles) y 81 del modelo TL6 (todos fijos).

Las nuevas adquisiciones servirán, según el planteamiento técnico del Departamento de Nieve Producida, para reforzar y renovar el sistema de producción en la columna vertebral de la estación, desde la superior del Telesilla Stadium (3.000 metros) hasta Pradollano (2.100 metros) pasando por la zona Principiantes de Borreguiles.

Su instalación tendrá gran incidencia en las partes bajas del dominio esquiable, con especial protagonismo en los tramos finales de pistas como El Río, Maribel y Loma de Dílar.

La llegada de los nuevos cañones permitirá que 44 cañones antiguos que aún presentan un aceptable rendimiento sean recolocados para reforzar pistas con innivación manual como Zahareña o Fuente del tesoro.

La modernización del sistema de nieve producida, con modelos de gran rendimiento en condiciones marginales de temperatura y con una probada eficiencia energética –en consumo de agua y luz–, forma parte del eje central del borrador del plan estratégico de la estación de esquí de Sierra Nevada 2020-30.

Dicho plan se basa en la sostenibilidad medioambiental –en un espacio natural protegido–, económica y social promovida por una empresa pública como Cetursa que, con fondos propios, acometerá más inversiones y deberá ser un actor decisivo en la recuperación de la actividad en su área de influencia.

Con las nuevas incorporaciones, Sierra Nevada contará con más de 300 de cañones, la mayor parte de ellos (más del 90 por ciento) automáticos, mientras que el resto se activan manualmente.