Fallece a los 102 años el histórico socialista Antonio Granados Valdés

Natural de Nerva, el artista fue proclamado secretario general de Juventudes Sociales en Huelva en el año 1934

El pintor e histórico dirigente socialista Antonio Granados Valdés (Nerva, 1917) ha fallecido a los 102 años este miércoles día 13 de mayo en Madrid, según ha informado la Fundación Pablo Iglesias.

El PSOE de Huelva, a través de sus perfiles en las redes sociales, ha mostrado su pesar por el fallecimiento del que fuera secretario general de Juventudes Sociales en Huelva en el año 1934.

Tras destacar que ha vivido «una intensa vida personal, política y cultural, han indicado que «la familia socialista llora la pérdida» de este pintor y dibujante.

Como publica la Fundación Pablo Iglesias, ingresó en las Juventudes Socialistas de Nerva en 1932. Tras la represión por la revolución de octubre de 1934 quedó al frente de la Juventudes Socialistas, ya que sus dirigentes estaban en la cárcel.

Mantenía así el contacto con la UGT y el PSOE, llegando a realizar una huelga general en la Cuenca Minera de Riotinto para protestar por la condena a muerte de los socialistas asturianos, entre ellos Ramón González Peña, dirigente del Sindicato Minero y diputado por Huelva.

En enero de 1936 se marchó a cumplir el servicio militar a Ceuta donde tenía un primo, Tomás de Prada Granados, que era teniente de Infantería.

El gobierno republicano surgido tras el triunfo electoral del Frente Popular nombró a su primo director General de Seguridad en Ceuta y, en virtud de su cargo y su oposición al golpe de Estado de julio de ese mismo año, fue uno de los primeros fusilados por los golpistas.

Antonio Granados fue detenido el 19 de agosto de 1936 «acusado de conspiración para la sedición y de ser primo del teniente Tomás de Prada».

Fue condenado a la pena de muerte, aunque esta le fue conmutada por la de prisión perpetua en octubre de 1936.

El 20 de noviembre fue trasladado desde la Fortaleza Prisión del Monte Hacho de Ceuta al Penal de El Puerto de Santa María (Cádiz) y de allí, en agosto de 1938, fue llevado a la Colonia Penitenciaria de El Dueso (Santander).

Fue revisada de nuevo su condena siendo reducida a diez años, y saliendo en libertad condicional en junio de 1941.

En enero de 1942 fue de nuevo detenido en Sevilla «por no haber cumplido el servicio militar», notificándole que iba a ser trasladado a un batallón de trabajos forzados en el Campo Gibraltar para que cumpliera los dos años que le restaban.

Aprovechando un descuido de los guardias civiles que lo custodiaban se escapó alistándose en la Legión, siendo destinado al Primer Tercio Acuartelado en Tahuima (Marruecos).

Allí permaneció hasta enero de 1946, que fue licenciado. Se estableció en Gijón (Asturias), donde obtuvo empleo como decorador de cerámicas y empezó a pintar asesorado por el pintor asturiano Evaristo Valle.

En 1949 se trasladó a Madrid, donde completó su formación artística con el pintor Daniel Vázquez Díaz. Entre 1951 y 1955 realizó varias exposiciones individuales y colectivas, en Madrid y otras ciudades de España.

Este último año es invitado por el director general de Bellas Artes de Venezuela a exponer en el Museo de Bellas Artes de Caracas, donde llegó en agosto de 1955 quedándose a residir en dicho país hasta su regreso a España en 1978.

En 1958 participó en el Movimiento Libertad para España, que presidió Eduardo Ortega y Gasset y mas tarde perteneció al PSOE de Caracas.

Fue profesor de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela y director de su División de Extensión Cultural desde 1957 a 1978.

Comisario y organizador de múltiples exposiciones nacionales e internacionales y de diversas actividades culturales y artísticas, así como colaborador en diarios y revistas con artículos de crítica de arte y también con dibujos.

En 1978 regresó a Madrid, incorporándose a la Agrupación Socialista de Chamberí y, más tarde, a la de Chamartín.