Rocía con lejía la casa de un vecino sanitario al enterarse de su positivo

Un sanitario denuncia el ataque sufrido por parte de un vecino con el que «mantenía una relación cordial», que le roció la puerta de su casa con lejía

La censurable actitud de algunas personas con sus vecinos se está abriendo paso en los últimos días a través de diversas denuncias que se realizan utilizando como medio de comunicación las redes sociales.

El último caso conocido ha sido el de un enfermero de un centro de salud de Madrid que dio positivo por Coronavirus.

Al enterarse de la noticia, uno de sus vecinos, «con el que mantenía una relación cordial», roció lejía en la puerta de su casa. Leo relata que vio este episodio de acoso cuando salió a recoger la compra que le había hecho un amigo suyo.

«Un amigo venía a traerme la compra. Cuando voy a abrir la puerta, encuentro unas manchas en el suelo. Salgo fuera y veo que han rociado el pomo, la cerradura y la mirilla con un líquido que parecía lejía», explica a la cadena Ser.

Cuando vio al vecino y le preguntó si sabía algo de este ataque, éste confesó que fue él quien roció con lejía su casa. Este vecino se llegó a ofrecer a hacerle la compra cuando se enteró de su positivo.

«Después de contar hasta diez varias veces, le pedí explicaciones. Me dijo que había sido él y me pidió disculpas. Al día siguiente me escribió, diciéndome que ya había hablado con la señora que viene a limpiar para que fuese ella a limpar los pomos de las puertas», explica Leo.