Pillados con 400 gramos de marihuana cuando trataban de eludir un control

Los dos detenidos, de origen español, han sido puestos a disposición judicial por la Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido en la zona norte de Granada capital a dos varones de 28 y 30 años, ambos con antecedentes policiales, por supuesto tráfico de drogas tras ser sorprendidos, cuando intentaban eludir un control, con 400 gramos de marihuana en el maletero del vehículo en el que circulaban.

Los detenidos, de origen español, han sido puestos a disposición judicial, según ha informado en una nota de prensa la Policía Nacional, que ha detallado que los hechos tuvieron lugar sobre las 16,00 horas, cuando varias patrullas policiales habían instalado un control de vehículos por el estado de alarma en una de las principales avenidas de la zona norte.

Los agentes observaron cómo un vehículo tipo monovolumen, al percatarse de la presencia de los indicativos policiales, realizó «una maniobra temeraria», al girar bruscamente en la calzada e intentar dirigirse hacia la salida para Madrid.

En esos mismos instantes, dicho vehículo fue interceptado y dirigido hacia la zona de control de la que había intentado zafarse. Una vez estacionado, los agentes comprobaron la presencia de dos varones en su interior, sentados correctamente, uno al volante y el otro en los asientos traseros, «haciendo uso de un ambientador para coche».

Tras solicitar la documentación tanto personal como del vehículo, se pudo comprobar que el monovolumen era propiedad del conductor del mismo y que ambos tenían fijada su residencia en la localidad costera de Motril. Además, exhibieron los correspondientes certificados laborales expedidos por una empresa y que les reconocía como trabajadores autorizados en la capital.

A continuación, los agentes de la Policía Nacional solicitaron la apertura del maletero, desprendiendo éste un fuerte olor a marihuana. En su interior, localizaron una primera bolsa de plástico cuyo contenido eran cogollos secos de esta droga, con un peso cercano a los 180 gramos.

Además, ocupando el volumen de una nevera portátil, situada también en el maletero, se encontró una segunda bolsa conteniendo más de 250 gramos de la misma sustancia junto a una balanza de precisión.