La UCO prioriza la evaluación continua para medir los resultados ante el covid-19

La UCO no contempla la posibilidad de realizar la evaluación de forma presencial y recomienda, en la medida de lo posible, priorizar la evaluación continua

El consejo de gobierno de la Universidad de Córdoba (UCO), reunido en sesión extraordinaria y de manera virtual, en el contexto generado por la pandemia del Covid-19, ha aprobado sus procedimientos de adaptación dando prioridad a la evaluación continua para medir los resultados de los estudiantes, con el objetivo de no dejar la calificación dependiente de una sola prueba final, y manteniendo los alumnos su derecho a la revisión de las notas.

Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota en la que ha detallado que dichos procedimientos de adaptación afectan a la evaluación de asignaturas cuatrimestrales y anuales de Grado y Máster, Trabajos Fin de Grado (TFG) y Máster (TFM), así como la docencia práctica hasta la finalización del curso académico 2019-2020.

De este modo, la UCO no contempla la posibilidad de realizar la evaluación de forma presencial y recomienda, en la medida de lo posible, priorizar la evaluación continua. Asimismo, se ha solicitado informar al estudiantado sobre el procedimiento de realización de la evaluación.

En este sentido, se le comunicará la ponderación de cada una de las herramientas de evaluación, así como la calificación de las distintas actividades que se soliciten.

Los estudiantes mantienen su derecho a la revisión de las calificaciones. La fecha y hora de la revisión, así como los mecanismos para su realización serán anunciados por el profesorado al comunicar las calificaciones.

Este cambio requiere la adecuación de las metodologías docentes y de las actividades formativas y supone, entre otros, como principal desafío, la adaptación de los sistemas y estrategias de evaluación a esta modalidad, para acomodarse a la nueva situación.

«Ahora más que nunca hay que recordar que el aprendizaje se entiende como un proceso y que la evaluación ha de aplicarse a toda actividad formativa que se realiza en una materia para alcanzar las competencias, lograr los objetivos y adquirir los conocimientos. La evaluación no es un fin en sí misma, debe estar dirigida a la mejora del aprendizaje», ha resaltado la UCO.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que «es un proceso continuo, progresivo, que contribuye de forma decisiva a la implicación y el compromiso del estudiante en su formación». Los entornos virtuales de enseñanza permiten esta evaluación continua, creando situaciones interactivas, a través de las herramientas de comunicación en línea.

La Universidad de Córdoba ofrece al profesorado y alumnado la plataforma de enseñanza virtual (LMS), equipada con todas las herramientas necesarias para las actividades online, proporcionando herramientas con las que poder afrontar tres aspectos importantes en la docencia no presencial: la comunicación virtual, el seguimiento de la participación del alumnado y la evaluación.

El documento ha sido elaborado con la participación de decanos y directores de centros y consultado a los directores de departamento antes de ser elevado al consejo de gobierno para su aprobación.

El texto aprobado desarrolla lo recogido en los puntos 6 y 7 del comunicado de docencia que se hizo llegar a todo el Personal Docente e Investigador (PDI) de la Universidad de Córdoba el pasado 30 de marzo referidos a la evaluación online de las asignaturas de segundo cuatrimestre y anuales del presente curso académico, incluidos TFG y TFM, así como las adaptaciones de la docencia práctica y su evaluación.

En sus consideraciones generales el acuerdo recoge que las excepcionales circunstancias actuales han supuesto un reto a la docencia universitaria que, de manera imprevista, ha tenido que ajustarse en su totalidad a la modalidad no presencial de las enseñanzas.

El acuerdo recoge unas recomendaciones generales al profesorado a la hora de seleccionar las alternativas de evaluación online para los instrumentos previstos en las correspondientes guías docentes.

Realización de actividades

Igualmente, se recomienda planificar la realización de las actividades de evaluación dentro del tiempo disponible para el trabajo del alumnado, de forma coherente con los créditos de la asignatura (25 horas por crédito incluyendo todas las actividades y trabajo del alumno) y coordinadamente con el resto de las asignaturas del curso; y establecer procedimientos suficientemente flexibles y adaptados para estudiantes con necesidades especiales y aquellos en situación de carencia técnica/tecnológica para llevar a cabo esta actividad virtual.

También es recomendable disponer de alternativas para hacer frente a las dificultades que puedan surgir derivadas de problemas de conectividad; salvaguardar el rigor de las pruebas que se realicen, confiando en el compromiso e implicación del alumnado y cualquier recomendación recogida en el ‘Documento Marco para la adaptación de la docencia y evaluación en las Universidades Andaluzas a la situación excepcional provocada por el Covid-19 durante el curso académico 2019-20’ de 11 de abril de 2020.

El consejo ha aprobado también el esquema general del procedimiento de adaptación de las herramientas propuestas en las asignaturas del segundo cuatrimestre y anuales durante el curso 2019-20 y las instrucciones específicas para cada uno de los colectivos implicados en este proceso.