Bancosol Málaga recauda 247.529,62 euros en la gran recogida virtual

Los profesionales del banco de alimentos han notado una demanda creciente desde el inicio del estado de alarma el pasado 14 de marzo

El Banco de Alimentos de la Costa del Sol (Bancosol) ha logrado recaudar 247.529,62 euros en la gran recogida virtual por el coronavirus que organizó el pasado viernes y sábado, 10 y 11 de abril, para atender a las familias más desfavorecidas.

Así, han valorado este «logro» que vuelve a confirmar «la gran solidaridad de los ciudadanos e instituciones de la provincia de Málaga en esta situación tan complicada por la crisis del coronavirus».

Desde Bancosol han precisado en un comunicado que los voluntarios establecieron redes de colaboradores a través de redes sociales y grupos de Whatsapp para animar a las aportaciones bancarias y aumentar el soporte económico que necesita esta institución para atender a sus usuarios.

Además de miles de ciudadanos anónimos, también han participado en las donaciones organismos como la Diputación Provincial de Málaga o los ayuntamientos de Málaga y Nerja.

El objetivo, han recordado, era seguir confiando en las normas de permanecer en casa y no fomentar la visita a supermercados y establecimientos de alimentación; fortaleciendo por otro lado la red de voluntarios, equipos y ciudadanos solidarios para recaudar donativos y la acción desinteresada que caracteriza a esta organización.

Esta ayuda, que se plasmará en campañas de distribución durante todo el año, con una primera partida que se repartirá esta misma semana de 120.000 kilos de alimentos, ayudará a aquellos hogares que han visto cortados de raíz sus pocos ingresos de subsistencia, colaborando con la conversión de esta aportación económica en alimentos de primera necesidad, principalmente leche, aceite, legumbres y platos preparados.

Los voluntarios activaron mediante redes sociales, correos electrónicos y aplicaciones móviles, el contacto con amigos, allegados y sus compañeros en las recogidas que, durante el año, Bancosol realiza en distintos establecimientos de forma presencial.

Los profesionales del banco de alimentos han notado una demanda creciente desde el inicio del estado de alarma el pasado 14 de marzo, incluso de algunas entidades y ayuntamientos que normalmente no han sido beneficiarios, «y los datos de paro y de caída de la economía auguran unas próximas semanas difíciles para la población a la que atienden», han añadido.

Por esta situación, «y por su habitual vocación, Bancosol no ha dejado de trabajar desde el inicio de esta crisis. En primer lugar, velando por la seguridad de los suyos, mandando a casa a los voluntarios de mayor edad. En segundo lugar, mostrando un compromiso enorme manteniendo a toda su plantilla y dando los trabajadores un mayor nivel de implicación en sus almacenes para una rápida distribución de los alimentos», han recordado.