Un joven muere en un terrible accidente de patinete eléctrico

Los patinetes ya han dejado varias víctimas mortales en nuestro país

Hay inventos que no siempre son inofensivos. Al respecto de los patinetes eléctricos mucho se viene hablando. Con quejas ciudadanas por doquier. Sin ir más lejos, este pasado 1 de febrero un joven de 35 años y de nacionalidad senegalesa tuvo un terrible accidente de tráfico cuando viajaba con un patinete eléctrico por Lloret de Mar (Girona), donde hacía años que vivía allí. Un accidente aciago. Un accidente de tremendas consecuencias.

Tras el accidente el joven tuvo que ser ingresado en la UCI del Trueta y al cabo de tres días murió. El accidente tuvo lugar en la calle Joan Llaveries de Lloret de Mar.

Fue una patrulla de la policía municipal que encontró al joven en el suelo. Tendido en el suelo. Sin apenas moverse. Los dos agentes encontraron un patinete eléctrico al lado del hombre que estaba inconsciente…

No llevaba casco. Tenía heridas graves en la cabeza. Intentaron entonces lo imposible. Los esfuerzos de los dos policías, que pudieron reanimar a la víctima con la ayuda de un desfibrilador automático, no han evitado sin embargo la tragedia.

Y es que después de ser trasladado al Trueta de Girona, al cabo de tres días, como no pudo superar las lesiones craneales, acabó muriendo. La Policía Local de Lloret de Mar está actualmente investigando el accidente mortal y cree que el joven, que iba sin casco, intentó subir con el patinete en la acera y fue entonces cuando perdió el equilibrio al chocar contra uno de los pilones y cayó al suelo.

No hay duda: el golpe que recibió en la cabeza fue fatal. La investigación para aclarar este nuevo accidente mortal en patinete eléctrico sigue abierto por parte de los especialistas en accidentes de tráfico de la policía de Lloret de Mar.

Cabe subrayar que los patinetes ya han dejado varias víctimas mortales a nuestro país y las policías y la administración hace meses que trabajan para intentar ordenar su utilización en vías interurbanas.