Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han reforzado sus efectivos para los controles diarios de carácter intermunicipal para vigilar el cumplimiento de las medidas de restricción de movilidad ordenadas por la Junta de Andalucía. Esta orden es para evitar la propagación del Covid-19, destinando cada día a más de un centenar de policías nacionales y a 300 guardias civiles a estas tareas en la provincia de Granada.

Son unos 300 los agentes de la Guardia Civil los que se destinan diariamente a controles de carácter aleatorio y a puntos de identificación en carreteras –las autovías A-92 y A-44, y las vías de la red secundaria–. Además, hay que tener especial atención al límite entre autonomías de la provincia con Murcia, en el entorno del municipio de Puebla de Don Fadrique, han indicado las fuentes consultadas por Europa Press en la Subdelegación del Gobierno en Granada.

La Policía Nacional se encarga, por su parte, del control de la movilidad en estaciones de bus, tren o metro, con unos 70 agentes al día en la capital granadina, 28 en Motril y 12 en Baza, de unidades como son las de Intervención Policial, y de Prevención y Reacción, la Brigada Móvil y el Grupo de Atención al Ciudadano. También controlan el cumplimiento de la limitación horaria establecida entre las 22,00 y las 7,00 horas.

Las medidas prevén la interposición de multas a aquellos usuarios que traspasen los límites del territorio municipal en el que se encuentran o la franja horaria establecida como ‘toque de queda’ cuando no cuenten con una causa justificada o excepcional.

Nuevas medidas para la ciudad

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha defendido la actuación de profesionales sanitarios, y administraciones públicas, incluyendo a la Universidad; en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Además, ha calificado de «dolorosas» pero «imprescindibles» las últimas medidas decretadas por la Junta. Estas suponen el cierre, desde este martes, de la actividad no esencial en la provincia ante las altas tasas de contagios por Covid-19.

En rueda de prensa con el primer teniente de alcalde de Granada, Luis González, el regidor, ha resaltado que hasta septiembre los indicadores granadinos evolucionaron razonablemente. Pero específico que «el 85 por ciento de ocupación» en el puente festivo del Pilar y la «llegada masiva» de estudiantes universitarios de fuera cambiaron la tendencia.

Luis Salvador se trasladará a Sevilla para abordar con responsables de la Junta el detalle de estas medidas y las ayudas que se pueden implementar para la economía local.

En este contexto, Luis Salvador ha vuelto a apelar a la necesidad de cumplir con las medidas decretadas por la Junta. «Aunque sean duras», el objetivo es evitar más «problemas importantes» en el sistema sanitario en semanas venideras.