Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a un hombre de 50 años y nacionalidad española como presunto responsable de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, ya que supuestamente maltrataba asiduamente a su madre octogenaria cuando ésta no accede a sus peticiones, normalmente dinero.

Según la Comisaría provincial, en este caso, y tras una discusión, presuntamente empujó a su madre y la echó del domicilio; no sin antes arrebatarle el botón de teleasistencia para personas en situación de dependencia que portaba y así, impedir que pidiera auxilio. Unos vecinos de la víctima, que la encontraron sola en la calle, la ayudaron y acogieron hasta la llegada de la policía.

Todo ocurrió la madrugada del jueves 12 de noviembre cuando la Sala del 091 recibió un aviso de alerta de unos presuntos malos tratos en el ámbito familiar. Al parecer, la víctima, una mujer octogenaria, se encontraba refugiada en casa de unos vecinos porque su hijo la habría maltratado y vejado.

Según han manifestado desde la Policía Nacional a través de un comunicado, al parecer el hombre la había echado del domicilio que comparten. Además, supuestamente le habría arrebatado el botón de teleasistencia para personas en situación de dependencia para que no pudiera solicitar ayuda.

A su llegada los agentes se entrevistaron con los requirentes y la víctima, manifestándoles lo ocurrido e indicándoles que el presunto autor de los malos tratos se encontraba en el interior del domicilio. Tras comprobar los hechos e identificar al hombre los policías lo detuvieron por un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Según las primeras pesquisas, el arrestado maltrataría asiduamente a su madre cuando ésta no accede a sus peticiones, normalmente solicita que le entregue dinero; fracturando mobiliario de la vivienda y vejándola, si bien, por todos estos hechos su madre nunca lo habría denunciado.

El arrestado ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 en funciones de Guardia de detenidos de Málaga capital.