Los falsos negativos de los test de antígenos «no son contagiosos». Los test de antígenos para detectar el Coronavirus fueron muy rechazados por la comunidad científica durante los primeros meses de pandemia. La polémica se centraba en la cantidad de falsos negativos y positivos que se obtenían a causa de su baja fiabilidad (apenas un 30%). Sin embargo, la fórmula ha cambiado y ahora son incluso más fiables que las PCR.

El actualizado test de antígenos que ofrece una efectividad superior al 95% está disponible desde el pasado mes de septiembre. Su precio es inferior a las pruebas PCR y son mucho más rápidos. Su resultado está disponible en 15 minutos; mientras que para los resultados de las PCR deben transcurrir días o semanas.

La diferencia es que las pruebas PCR, debido a su alta sensibilidad, detectan en ocasiones como positivos a personas que no tienen el virus. Los test de antígenos, en cambio, no muestran una sensibilidad tan alta; por lo que pueden detectar falsos negativos, es decir, no detectan el virus en personas con la carga viral baja.

Confirmación a través de investigaciones

La buena noticia es que ahora se ha demostrado que los falsos negativos de las pruebas de antígenos no son contagiosos de la enfermedad. Así lo confirman dos nuevas investigaciones desarrolladas por científicos de Barcelona y Valencia; quienes aseguran que el test de antígeno pasa por alto la infección en personas con carga viral baja, lo que implica que estas personas no serían contagiosas.

«Si el test sale negativo es porque la carga viral es baja, y si la carga viral es baja es muy probable que no contagie. Esto lo hemos comprobado cultivando el virus de aquellos individuos que daban negativo en antígenos pero positivo en PCR, y el virus no crecía, no era viable, no contagiaba”, explica Eliseo Albert, investigador principal del estudio del Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia, INCLIVA.

Los investigadores catalanes, coordinados por el infectólogo Oriol Mitjà, creen que esta tasa de falsos negativos en personas asintomáticas no es un problema, sino una ventaja, ya que los test rápidos solo detectan a aquellos asintomáticos que pueden contagiar y, en su defecto, no detectan a aquellas personas que tienen el virus pero que, debido a su carga viral baja, no se consideran contagiosos.

«Nuestros resultados proporcionan evidencia sustancial de que la prueba de antígenos puede identificar con precisión los antígenos del SARS-CoV-2 en personas con síntomas, así como en personas asintomáticas con alta carga viral y, por lo tanto, asociadas con mayor riesgo de transmisión», explican los científicos catalanes.

«Este hallazgo representa un avance potencialmente útil para la detección masiva de personas asintomáticas ya que si solamente se detecta a los asintomáticos que pueden contagiar, se puede aislar solo y exclusivamente a los que representan un riesgo para la expansión de la pandemia”, agregan los investigadores.