La Policía Nacional ha detenido en Granada a una mujer de 34 años que fue sorprendida portando una bolsa dentro de la cual se contabilizaron hasta 32 prendas de ropa interior. Las mimas se habían sustraído de una tienda, sin las correspondientes alarmas individualizadas, cuyo importe total estaba próximo a los 500 euros.

De nacionalidad española y con antecedentes policiales, está investigada como presunta autora de intentar sustraer esta treintena de prendas textiles del interior de un conocido establecimiento comercial situado en la zona sur de la ciudad. La infractora habría traspasado la línea de caja «sin que se activasen los sistemas acústicos de alarma. Debido a que los había manipulado para quitarlos» y deshacerse de ellos.

Empleados de este comercio de moda informaban de la presencia de una mujer que «había sustraído numerosas prendas de ropa interior; ocultándola dentro de una bolsa que llevaba sin pasar por la línea de caja».

En el lugar los agentes localizaron a la señora, que fue detenida y trasladada a dependencias policiales. Allí comprobaron que tenía antecedentes previos por otros hurtos perpetrados en diferentes localidades del territorio nacional. Posteriormente, fue puesta a disposición judicial.