La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta ha resuelto provisionalmente la concesión de ayudas a 38 promotores para la construcción de 1.211 viviendas en alquiler en Andalucía. La segunda convocatoria de Fomento del Parque en Alquiler se ha cerrado con 29 propuestas de promotores públicos.

Además de nueve de privados distribuidas en las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla tras el periodo de alegaciones y subsanación de errores de las solicitudes presentadas en verano. Esta convocatoria, que distribuirá 33,7 millones en subvenciones, se suma a la que ya se resolvió el año pasado con 712 viviendas. Y que ya están empezando a dar sus frutos con el inicio de las obras en promociones en Cádiz, Córdoba y Almería.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta, Marifrán Carazo, ha agradecido “el interés y la perseverancia” mostrado por estos promotores. Y le agradece su esfuerzo de apostar por estos proyectos pese a las dificultades económicas que ha provocado el Covid-19.

Doble objetivo en tiempos complicados

“La filosofía de este programa de ayudas trabaja en un doble objetivo en estos tiempos tan complicados. Aumentar la oferta para facilitar el acceso a viviendas a precio asequible. Y, a su vez, contribuir a la reactivación económica y la generación de empleo en Andalucía a través de un sector refugio como es la construcción”. Recuerda que este programa se incluye en el Plan Andalucía en Marcha del Gobierno andaluz que destina 3.450 millones de euros a inversiones en toda la comunidad entre 2020 y 2023.

A esta convocatoria de la Junta, a la que podían concurrir promotores públicos y privados, fundaciones y ONG, se habían presentado solicitudes de todas las provincias salvo Granada y Jaén. Sevilla ha sido la provincia con mayor número de viviendas de alquiler concedidas de manera provisional. Con 558 repartidas en once promociones (nueve públicas y dos privadas) en Alcalá de Guadaíra, Carmona, Herrera, Lebrija, Osuna y Sevilla. La capital hispalense contabiliza cinco propuestas para 277 viviendas, entre las que destaca el desarrollo residencial de la Hacienda El Rosario por parte de Emvisesa.

La provincia de Huelva, por su parte, cuenta finalmente con diez promociones aceptadas para 202 viviendas en alquiler en Huelva, Puebla de Guzmán y San Juan del Puerto. La capital onubense encabeza la lista con 72 viviendas repartidas en cinco promociones.

Provincia de Cádiz

Tras Huelva y Sevilla, se sitúa la provincia de Cádiz, con siete promociones  con 210 viviendas en alquiler repartidas en promociones de la capital, Chiclana, Conil, Rota y San Fernando; y Málaga, con tres promociones en Almargen Coín, Marbella y Teba para 136 viviendas. También se ha resuelto provisionalmente 69 viviendas en la provincia de Córdoba (en tres promociones en Carcabuey, Lucena y Villafranca de Córdoba). Por último, desde Almería han llegado cuatro propuestas para 42 inmuebles en Huércal de Almería, Huércal Overa, Suflí y Laroya.

Esta nueva convocatoria forma parte del recientemente aprobado Plan Vive en Andalucía. Una de las estrategias es la construcción de viviendas con protección en alquiler para recuperar la oferta de vivienda a un precio asequible.

De hecho, el programa de fomento al alquiler es una iniciativa en la que Andalucía es pionera. Encaja dentro del nuevo fenómeno, el build to rent, construir para alquilar, ofreciendo tanto a los promotores públicos como privados y también al tercer sector más posibilidades de llevar a cabo estas promociones.

Mayores facilidades

Esas mayores facilidades se basan fundamentalmente en que, una vez que se resuelve definitivamente la concesión de la subvención, se abona el 50 por ciento de la misma al inicio de la obra, lo que supone una mejora de financiación muy importante que, en un programa pensado para movilizar suelos públicos, da más facilidades a los ayuntamientos para poner en marcha estas promociones.

La Secretaría General de Vivienda de la Consejería de la Junta se encargará ahora de analizar cada una de las solicitudes por si cumplen todos los requisitos de la convocatoria. Y, de ser así, resolverlas y proceder al reparto de las subvenciones. El plazo máximo para la ejecución de estas actuaciones es de 30 o 36 meses, según el número de viviendas de la promoción. Para garantizar la finalización de las viviendas se abonará el último 20 por ciento de las ayudas una vez que estén terminadas y otro 20 por ciento de las mismas, cuando estén ocupadas.

Esta convocatoria de la Junta cuenta, por una parte, con financiación estatal, con 27,4 millones de euros con cargo al Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Y 6,3 millones de euros de financiación autonómica complementaria. Ese crédito se distribuirá entre las anualidades de 2020-2024.

La convocatoria de 2019 de la Junta, con subvenciones que suman 19,5 millones de euros, se resolvió el pasado mes de octubre. Incluye 22 propuestas de promotores que permitirán la construcción de 712 viviendas en régimen de alquiler.