La alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, junto al teniente de alcaldesa, José Antonio Díaz y al delegado de Movilidad y Seguridad, Rubén Pérez, ha asistido al homenaje que ha rendido este martes 13 de octubre el Ayuntamiento a la Guardia Civil de Jerez; mediante la denominación de una glorieta con su nombre, como gesto de reconocimiento de los servicios prestados en la ciudad durante su trayectoria, y con motivo de la conmemoración de sus 175 años de historia.

Han asistido al acto Jesús Narciso Núñez, Coronel Jefe de la Comandancia Guardia Civil de Cádiz; Joaquín González, Coronel de I.M. Subdelegado de Defensa en Cádiz; José Luis Mollá, Capitán de la Compañía de Jerez; Fernando Comesaña, Teniente Comandante del Puesto de la Guardia Civil en Jerez, además del jefe de la Policía Local, Manuel Benítez y representantes del Cuerpo Nacional de Policía y concejales de la Corporación municipal, entre otros.

La Glorieta de la Guardia Civil está situada entre la confluencia de la salida del Puente de la Estación del Ferrocarril; situado en la calle Cartuja, avenida Medina Sidonia, Paseo de las Delicias y Ronda de los Alunados. Durante el acto se ha descubierto una escultura de homenaje al Cuerpo diseñada y elaborada por personal de la Tenencia de Alcaldía de Urbanismo, Medio Ambiente e Infraestructuras.

Con la denominación de esta Glorieta, el Gobierno local quiere reconocer «la gran labor de asistencia y protección que realiza este cuerpo a diario en el término municipal de Jerez. Labor que desempeñan desde su fundación en el año 1844, así como su enorme vocación de servicio y la gran profesionalidad de los hombres y mujeres del Cuerpo, con el que se mantiene una estrecha colaboración desde el Ayuntamiento”.

175 años de historia en Jerez

La Guardia Civil ha mantenido estrechos vínculos con la sociedad jerezana desde su creación. Desde sus inicios, Jerez fue uno de los primeros municipios de la provincia de Cádiz donde se construyó territorialmente el Cuerpo.

Primeramente se estableció en el edificio en la Plaza de Silos, donde permaneció hasta su traslado al Palacio de Villapanés en la calle Empedrada en pleno corazón del barrio de San Miguel.

Más tarde, en 1922 se refuerza la presencia de la Guardia Civil en la ciudad. En ese momento se abrió el Cuartel de San Agustín, antiguo Convento, hasta su traslado a las actuales dependencias en el Paseo de las Delicias.

Guardia Civil

La Guardia Civil es un Cuerpo de Seguridad Pública de naturaleza militar y ámbito nacional que forma parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Su origen se remonta al 28 de marzo de 1844 cuando por Real Decreto, se crea la Guardia Civil como un «cuerpo especial de fuerza armada de Infantería y Caballería», con «la denominación de Guardias Civiles».

Depende del Ministerio del Interior en cuanto a servicios, retribuciones, destinos y medios, y del Ministerio de Defensa en cuanto a ascensos y misiones de carácter militar.

Además, atiende las necesidades del Ministerio de Hacienda relativas a Resguardo Fiscal del Estado; y vela por el cumplimiento de las normas y reglamentos relacionados con los diferentes órganos de la Administración Central, la Autonómica y la Local.

Es relevante señalar la relación con el Ministerio de Justicia (Jueces, Tribunales y Ministerio Fiscal) en la labor de policía judicial; con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en las funciones propias de protección de la naturaleza; así como la relación entre la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el organismo autónomo Dirección General de Tráfico. Todo ello al amparo de las misiones encomendadas a la Guardia Civil en la Ley 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

La misión principal de la Guardia Civil será garantizar la protección de los ciudadanos frente a los actos delictivos que puedan amenazarlos; asegurar el cumplimiento de las leyes llevando ante la justicia a todo el que las incumpla; defender el libre ejercicio de los derechos y las libertades y preservar la seguridad ciudadana.

Asimismo, es misión de la Benemérita la atención y auxilio a los ciudadanos mediante la colaboración con los servicios de Protección Civil; la vigilancia del tráfico; protección de la naturaleza; rescate y ayuda en montaña y mar territorial y, en resumen, cualquier actuación que lleve al socorro, ayuda y protección del ciudadano.

Dirige sus esfuerzos con el fin de ser un cuerpo de seguridad cercano al ciudadano y un referente por calidad, versatilidad y disponibilidad. Se inspira en principios y valores de naturaleza personal que, debido a su dedicación continua al servicio del ciudadano, se constituyen en seña de identidad del Instituto.

Desplegados en todo el territorio nacional, con más de 2000 instalaciones y un número de efectivos que supera los 80.000; es este potencial humano, las mujeres y hombres que componen el Instituto Armado, el que hace posible el cumplimiento de la tarea encomendada, para lo que la Institución trata de dotarse también de los medios materiales más adecuados.