Ya en el mes de febrero, el Partido Popular propuso que Jerez tuviera una ordenanza municipal para la eliminación de la prostitución y todas las actividades relacionadas con ella en los espacios públicos de Jerez. Una ordenanza que, como señala el portavoz popular Antonio Saldaña, en los últimos tiempos se ha visto más necesaria que nunca.

De ahí que el Partido Popular haya presentado un documento de Ordenanza Municipal para luchar contra la prostitución, la trata con fines de explotación sexual y los problemas de convivencia generados en el término municipal de Jerez.

Saldaña ha explicado que los objetivos fundamentales son la eliminación de la explotación sexual en los espacios públicos de Jerez; la clausura de locales donde se produzca la explotación sexual al amparo de licencias para otras actividades; la ayuda a las mujeres víctimas de la explotación sexual, la prohibición de la publicidad de servicios sexuales y la colaboración ciudadana para que Jerez sea una ciudad 0,0 de explotación sexual.

Los populares entienden que la puesta en marcha de esta Ordenanza busca preservar los espacios públicos como lugares de convivencia, civismo e igualdad; que evite la explotación de personas, la incitación o publicidad de la misma por difundir una imagen de la mujer como mero objeto sexual, perturbar la convivencia ciudadana.

La mujer en situación de prostitución es una víctima

Explica Antonio Saldaña que la mujer en situación de prostitución ha de tener la consideración de víctima, ya que la es una forma extrema de violencia de género. Por ello se sanciona la demanda de servicios sexuales, favorecimiento, incitación y promoción y nunca a la víctima.

En Jerez, apuntan desde el PP, existen establecimientos o casas de citas en focos localizados como Avenida de Méjico; Torres de Córdoba; Montealto; Chapín o Pozoalbero.

Motivos de sobra para, al amparo de la Ley de Seguridad Ciudadana, las leyes nacional y andaluza contra la violencia de género y la propia Constitución, el Ayuntamiento apruebe esta ordenanza, siguiendo así el ejemplo de ciudades como Sevilla o Algeciras que ya la tienen en marcha.

El PP, como ha anunciado su portavoz Antonio Saldaña, llevará esta ordenanza al próximo Pleno para que desde el Gobierno municipal se inicie el trámite de cara a su aprobación inicial; como ha hecho recientemente con la ordenanza de las VTC y pueda iniciar un período de exposición pública y difusión para que entidades, colectivos y grupos municipales puedan mejorarla.