Agentes de la Policía Local en Cádiz desalojaron en la madrugada del viernes a 41 personas sin mascarillas que se encontraban en un pub de la calle Muñoz Arenillas consumiendo bebidas y fumando tabaco y cachimbas. Además, el pub contaba con una vigilante exterior que contactaba con el interior a través del teléfono móvil para la apertura de la puerta.

Según ha explicado el Ayuntamiento de Cádiz en una nota, la Policía Local intervino tras la denuncia realizada por parte de un ciudadano sobre la actividad a puerta cerrada hasta altas horas de la madrugada que se venía desarrollando en dicho local desde el verano. Se admitían a clientes a través de una persona que vigilaba desde el exterior y que contactaba con el interior a través del teléfono móvil para la apertura de la puerta.

Así, desde la 1,00 –horario de cierre fijado para estos establecimientos– hasta las 2,00 horas, los agentes realizaron vigilancia en dicho lugar. Corroborando la denuncia tras observar que la baraja se seguía levantando para el acceso de personas.

Así, los policías procedieron a la entrada e inspección del local, que en esos momentos aglutinaba a 41 personas sin mascarillas, consumiendo bebidas y fumando tabaco y cachimbas.

Los agentes identificaron y denunciaron a todas esas personas por incumplimiento de las medidas de seguridad frente al Covid-19. Y, tras ello se desalojó el pub, al que se le ha levantado acta por varias infracciones.

Precedentes

Hay que recordar que, recientemente, agentes de la Policía Local en Cádiz capital desalojaban dos bares de la ciudad por incumplir el horario establecido por las medidas anticovid de la Junta de Andalucía, uno a las dos de la madrugada y otro a las tres.

Según explicaba el Ayuntamiento en una nota, el primero de ellos se trata de un pub ubicado en la zona de Puerta Tierra. Y hasta allí se acercaron los agentes pasadas las dos de las madrugada, donde desalojaron a unas 20 personas que se encontraban en su interior.

La segunda actuación tuvo lugar el sábado 5 de septiembre, en torno a las tres de la madrugada en un bar en el casco histórico. Allí desalojaron a varios clientes que estaban cantando y consumiendo en el interior.

Cabe recordar que el horario de cierre establecido por la Junta de Andalucía es de la 1,00 hora. Por otra parte, según indicaba el Ayuntamiento, se realizó una intervención en el mercadillo. Allí os agentes incautaron 47 pares de zapatillas, 26 calzonas y cinco sudaderas, todo falso, y se procedió a la denunciar del vendedor.