La farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson ha anunciado este lunes la suspensión «temporal» de las pruebas de la fase 3 de su vacuna contra el nuevo coronavirus después de que uno de los participantes voluntarios presentase «una enfermedad inexplicable».

La empresa ha emitido un comunicado explicando que este tipo de «eventos adversos» forman parte de cualquier estudio clínico. Hacen hincapié que «especialmente en aquellas pruebas a gran escala», y que siguiendo los protocolos de actuación, «la enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada».

Sin embargo, el texto no especifica si el paciente voluntario que ha enfermado recibió una dosis de la vacuna  de Johnson & Johnson o un placebo.

El gigante estadounidense espera poder lanzar el primer lote de vacunas para principios de 2021. Johnson & Johnson comenzó la tercera fase de las pruebas el pasado 23 de abril con unos 60.000 voluntarios repartidos por todo el mundo, en especial en aquellos países con mayor incidencia de la pandemia, como Brasil, Perú, México, Estados Unidos, o Sudáfrica.

El Coronavirus: ¿sindemia o pandemia?

ContadorEl término pandemia está totalmente normalizado para referirse al brote de Coronavirus que ha afectado a todo el mundo. Durante este 2020, tanto en medios de comunicación como a pie de calle se usó el término. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a la covid-19 como pandemia el pasado 11 de marzo. Sin embargo, un grupo de expertos cree que esa palabra no se ajusta mucho a la realidad, y que más bien habría que referirse a una ‘sindemia’.

Se habla de ‘sindemia’ (palabra que une los conceptos de sinergia y pandemia), cuando «dos o más enfermedades interactúan. De forma tal que causan un daño mayor que la mera suma de estas dos enfermedades«. Richard Horton, editor jefe de la prestigiosa revista médica ‘The Lancet’, publicó hace unos días un artículo. En él explica por qué se debe usar este concepto, cuñado en los 90 por el médico estadounidense Merrill Singer.

Coronavirus es una sindemia

Según Horton, el Coronavirus es una ‘sindemia’ porque el SARS-CoV-2 interactúa con enfermedades no transmisibles (diabetes, cáncer, problemas cardiacos, etc.). Y además lo hace en un contexto social y ambiental caracterizado por la inequidad o desigualdad social.

El propio Merrill Singer, en declaraciones a la BBC, explica que en el caso de la covid-19, «vemos un índice desproporcionado de resultados adversos en comunidades empobrecidas, de bajos ingresos y minorías étnicas«. Tiff-Annie Kenny, investigadora de la Universidad Laval, en Canadá, añade que enfermedades como la diabetes o la obesidad, factores de riesgo para el coronavirus, son más comunes en personas de bajos recursos.