Un padre de 44 años y sus dos hijos, de 16 y 23 años, han sido detenidos por agentes de la Policía Nacional en Valencia. Se les acusa de ser presuntos autores de los delitos de detención ilegal, amenazas, tenencia de armas y delito leve de lesiones. Amenazaron presuntamente a un hombre con cuchillos. Y a continuación lo agredieron con el objetivo de localizar a otro hombre y, según manifestaron los propios sospechosos, acabar con su vida.

Los hechos ocurrieron en el distrito valenciano de Trànsits sobre las 19 horas de la tarde. Agentes que realizaban labores de prevención vieron a cuatro personas y cómo una de ellas agarraba por el cuello a otra, mientras ocultaba bajo el abrigo un cuchillo. Sus dos acompañantes llevaban un arma blanca en la mano y la otra, en el bolsillo, han informado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Los policías quitaron las armas a los sospechosos y asistieron a la víctima, que estaba muy nerviosa y presentaba un corte en la nariz y varias contusiones. Los agentes intervinieron una navaja de 10 centímetros de hoja; cuatro cuchillos, de entre 10 y 25 centímetros, así como una cadena de acero de 80 centímetros de longitud.

Uno de los hijos es menor de edad

Averiguaron que los tres sospechosos eran un padre y dos hijos, uno de ellos menor de edad. Presuntamente amenazaron y agredieron a la víctima para que ésta les llevase hasta una tercera persona. Ellos mismos manifestaron que la querían matar.

Los policías, una vez atendida la víctima y tras realizar las averiguaciones correspondientes, detuvieron a las tres personas. Se les acusa de ser presuntos autores de los delitos de detención ilegal, amenazas, tenencia de armas y delito leve de lesiones. Todos ellos opusieron resistencia e incluso amenazaron a los agentes.

Los dos detenidos mayores de edad, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial, mientras que el menor ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.

¿Tiene un menor responsabilidad penal?

Para que a un autor de un delito se le exija responsabilidad criminal, debe cumplir unos requisitos: imputabilidad, conciencia de la antijuridicidad y posibilidad de actuar acorde al Derecho. Si alguno de esos requisitos no se cumple, el sujeto no podrá ser culpable. Este es el caso de la inimputabilidad a personas menores de edad. No tienen responsabilidad criminal en el Código Penal español.

El Código Penal, en su artículo 19, establece que «los menores de dieciocho años no serán responsables criminalmente. Cuando un menor de dicha edad cometa un hecho delictivo podrá ser responsable con arreglo a lo dispuesto en la ley que regule la responsabilidad penal del menor».

¿Pero y si tiene entre 14 y 18 años?

El artículo 19 del Código Penal mantiene que esta exculpación de la responsabilidad criminal debe matizarse. La Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero de responsabilidad penal del menor sí reconoce responsabilidad para aquellos mayores de 14 años. «Esta Ley se aplicará para exigir la responsabilidad de las personas mayores de catorce años y menores de dieciocho por la comisión de hechos tipificados como delitos o faltas en el Código Penal o las leyes penales especiales».

En este sentido, la auténtica inimputabilidad, entendida como la ausencia de responsabilidad criminal, la encontramos en el menor de 14 años. Así, conforme al Código Penal, solo se exigirá responsabilidad penal para aquellos sujetos mayores de 18, mientras que los sujetos con edad comprendida entre 14 y 18 estarán a una responsabilidad penal regulada en una ley específica: La ley de responsabilidad del menor.

Así, la regulación específica para los menores comprendidos entre los 14 y 18 años, como el Código Penal para los mayores de edad comparten los mismos presupuestos del Derecho Penal (mismos delitos, los tipos penales se mantienen) pero son las consecuencias jurídicas las que varían (las penas impuestas). Todo sujeto mayor de 14 años que sea autor de un hecho delictivo tendrá responsabilidad penal (cuya consecuencia jurídica dependerá de si es mayor o menor de edad). De este modo, cuando el autor de los hechos sea menor de catorce años, no se le exigirá responsabilidad con arreglo a la Ley, sino que se le aplicará lo dispuesto en las normas sobre protección de menores previstas en el Código Civil.