Piden más medidas de prevención para los sanitarios andaluces

La mayoría de agresiones suelen ser «no físicas»

UGT-A ha pedido «tolerancia cero» con las agresiones a sanitarios y «aumentar las medidas de prevención» al entender que «no se están poniendo todos los medios» para evitar estos episodios después de que en 2019 se dieran «1.500 agresiones» a profesionales de la sanidad pública andaluza.

En un comunicado, el sindicato ha asegurado que «no se están poniendo todos los medios para evitar que se sigan dando episodios de agresiones en todos nuestros centros sanitarios» y, por ello, ha exigido a la Administración que «aumenten tanto las medidas de prevención», como más personal de vigilancia, eliminación de listas de espera, evitar aglomeraciones en los centros, aumento de plantilla, y «aumento de las penas impuestas a quienes agreden a nuestro personal».

«Tolerancia cero debe de ser no solo el lema de la Administración responsable de evitar estas agresiones, sino también de la ciudadanía que, en general, que cada vez está más concienciada», ha resaltado UGT-

El sindicato ha señalado que, según los datos facilitados por el SAS, «son 1.507 las agresiones que han padecido los profesionales de la sanidad pública» en 2019. Según UGT, Sevilla con 388 agresiones, Málaga (323) y Cádiz (202) son las provincias donde la incidencia es mayor, seguidas por Córdoba (145), Huelva (126), Jaén (122), Granada (114) y Almería (87).

La mayoría de agresiones suelen ser «no físicas», con un total de 1.218 y la «físicas» constituyen 289, en estas últimas Sevilla registra 84 y Málaga 69. «Las cifras siguen aumentando de un año a otro y así se ha pasado de 1.234 en 2018 a las 1.507 en 2019 (273 casos más)», ha concluido el sindicato.