Pillados con la pistola de un policía y 98 plantas de marihuana

El excesivo consumo de energía eléctrica, así como las formas excesivamente que manifestaban sus moradores a la entrada y salida del inmueble, hizo sospechar a la Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres, ambos con antecedentes policiales, tras encontrar un su vivienda 98 plantas de marihuana así como una pistola de nueve milímetros que fue sustraída a un agente de la Policía Local de Málaga en 2008 y que habría sido adquirida en el mercado ilegal.

Las pesquisas policiales condujeron hacia una vivienda de la calle Cuenca de Almería, que se encontraban en régimen de alquiler por parte de los arrestados, según ha explicado la Policía Nacional.

El excesivo consumo de energía eléctrica, así como los modos y formas excesivamente recelosas que manifestaban sus moradores a la entrada y salida del inmueble, hizo sospechar a la Policía Nacional sobre la existencia de una plantación de marihuana oculta en su interior.

Además, las investigaciones acerca de la sustracción de la pistola reglamentaria a un Policía Local de Málaga en el año 2008, derivaban en la persona de uno de los detenidos, quien la habría adquirido en el mercado ilegal.

Durante la práctica de la diligencia de entrada y registro se confirmaron todas las sospechas policiales. En el interior de la vivienda había 98 plantas de marihuana en proceso de crecimiento, ocho kilos de hojas secas de marihuana, una pistola HK USP Compact de nueve milímetros Parabellum y 117 cartuchos del mismo calibre.

Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería, acusados de los delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico, tenencia ilícita de armas y receptación.