El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha comunicado este jueves al mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, su restitución como máximo responsable de la policía catalana.

Según un comunicado del departamento, el conseller le ha trasladado su decisión de restituirle, tras su cese en octubre de 2017, y después de ser absuelto por la Audiencia Nacional, y el mayor ha mostrado su disposición «firme» de asumir de nuevo el mando del cuerpo.

El conseller lo hará efectivo de forma «inmediata», ha explicado, y este jueves por la tarde se ha reunido con el director general de los Mossos, Pere Ferrer, y con el hasta ahora comisario jefe, Eduard Sallent, al que ha manifestado su agradecimiento por el trabajo realizado desde junio de 2019.

Reunión con los mandos

Posteriormente, Sàmper, Ferrer y la secretaria general de Interior, Beth Abad, han mantenido la primera reunión de trabajo con Trapero, y el conseller y él han acordado celebrar este viernes una reunión con los altos mandos del cuerpo en el Complejo Central en Sabadell (Barcelona).

Tras la sentencia absolutoria de Trapero, Sàmper ya expresó a Trapero su voluntad de restituirle, pero el mayor le manifestó que necesitaba unos días para valorar su situación profesional actual, quien finalmente se ha decantado por asumir de nuevo el puesto de máximo responsable del cuerpo.

En un tuit, Sàmper ha dicho: «Después de la sentencia absolutoria de la Audiencia Nacional, reiteré al mayor la voluntad de restituirle como comisario jefe de los Mossos para revertir los efectos del artículo 155».

Sàmper ha manifestado que el mayor Trapero está dispuesto a asumir de nuevo el mando del cuerpo y «su nombramiento será efectivo a partir de mañana», por este viernes.

Trapero, especializado en investigación criminal, asumió el rango de mayor de los Mossos el 18 de abril de 2017 cuando presidía la Generalitat Carles Puigdemont, si bien ya era entonces el comisario jefe del cuerpo, un cargo que ocupaba desde 2013, y al que llegó de la mano del entonces conseller Ramon Espadaler.

Sentencia

La Audiencia Nacional absolvió a Trapero y a los exjefes políticos de la policía catalana César Puig, Pere Soler, así como a la intendenta Teresa Laplana por el papel que tuvieron en el proceso independentista durante el otoño de 2017.

La Fiscalía comenzó acusando a la cúpula de los Mossos por rebelión, pero en la fase final del juicio rebajó su acusación contra Trapero y los exjefes políticos a sedición siguiendo el criterio marcado por el Tribunal Supremo en su sentencia contra los líderes del proceso soberanista.

Asimismo, los fiscales plantearon como alternativa una condena por desobediencia, que tampoco acogió el tribunal de la Audiencia Nacional que decidió absolver a los cuatro, y posteriormente la Fiscalía anunció que no recurriría dicha sentencia, con lo que la misma adquirió firmeza.