Tamara Falcó está de enhorabuena. Y es que hoy, 12 de noviembre, se convierte de modo oficial en la nueva Marquesa de Griñón y pasa a formar parte de la nobleza española. Un título que le dejó en herencia su padre, Carlos Falcó – fallecido por Coronavirus el pasado 20 de marzo – y que la hija de Isabel Preysler confiesa que llevará con «orgullo» y «responsabilidad».

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el pasado 13 de octubre la resolución por la cual Tamara, si no había ningún obstáculo – como que alguien presentase su oposición a la sucesión del marquesado – pasaría a ostentar automáticamente el título, de forma oficial, pasados 30 días. Una fecha que se cumple hoy, y que a buen seguro quedará en la memoria de la socialité como uno de los días más importantes de su vida.

Sin embargo, Tamara no tiene nada previsto para celebrar que ya es VI Marquesa de Griñón, que forma parte de la aristocracia española y que a partir de ahora la llamaremos «ilustrísima señora» gracias al titulo heredado de su padre y que concedió por primera vez la Reina Isabel II en el año 1862. Continuando con su agenda prevista, la hija de Isabel Preysler acudirá a su tertulia semanal en «El Hormiguero«, programa en el que nos está dejando grandes momentos.

Tamara Falcó y su carrera televisiva

Y es que, completamente volcada en su faceta mediática, la nueva Marquesa de Griñón se ha destapado como todo un fenómeno televisivo y, después de ganar «Masterchef Celebrity», encadena un proyecto con otro. Actualmente, Tamara trabaja, además de al lado de Pablo Motos en el programa de las simpáticas hormigas, en «Cocina al punto con Tamara y Peña», en La 1, y se encuentra inmersa en la grabación de «El desafío», que pronto se estrenará en Antena 3.

Cercana, natural, sincera y con un sentido del humor arrollador, la socialité está viviendo uno de sus mejores momentos a nivel laboral. No tanto a nivel personal. A la muerte de su padre, el pasado 20 de marzo – al que Tamara estaba muy unida – se han unido los recientes fallecimientos de su cuñado, Jaime Carvajal – marido de Xandra Falcó – y de su querido tío Fernando, Marqués de Cubas, con quien la nueva Marquesa de Griñón tenía una relación muy estrecha.

Y si en el trabajo no se puede quejar, puesto que a su éxito en televisión se une su faceta de influencer – cada día cuenta con más seguidores en redes sociales y se ha convertido en un auténtico reclamo para las grandes marcas.