Un investigador de Arcos de la Frontera que trabaja en Jerez supervisa los resultados finales del único fármaco aprobado hasta el momento para combatir el coronavirus. Un fármaco que no se comercializa, aunque sí se usa para situaciones de emergencia. Tanto que fue el que se le aplicó al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Jorge coordina desde Jerez la supervisión del equipo que ha creado el primer fármaco aprobado para luchar contra la COVID19. No es cualquier cosa. Es el fármaco que usó el presidente de los Estados Unidos. «Antes de la campaña Donald Trump habló maravillas de este fármaco», asegura.

Desde Jerez supervisa los equipos de monitorización en los Estados Unidos. Un tratamiento, que no vacuna, ya aprobado para situaciones de emergencia en pacientes leves y moderados que evita que acudan a los hospitales. «El virus contiene una proteína espiga y lo que consiste es en anular esa proteína para que no pueda replicarse. Y aparte tiene otro anticuerpo monotonal que lo que hace es bloquear que el virus mute», explica.

Aunque no es epidemiólogo sino especialista en ensayos clínicos, cree que la vacuna estará pronto porque empresas y administraciones públicas trabajan al alimón. «Ahora mismo la fase 1, 2 y 3 las hacemos junta. No necesitamos terminar la fase 1, sacar datos y diseñar un nuevo protocolo para la fase 2 e ir esperando cada nuevo protocolo. Ahora se hace un protocolo para las tres fases. Pero es una situación excepcional porque la situación así lo requiere. Entonces, eso acorta mucho los plazos», explica.

Jorge, supervisor del fármaco, es, además, un ejemplo de que el talento gaditano no tiene que emigrar para tener éxito. Sin moverse de Jerez ha contribuido a que Donald Trump siga en el despacho oval.

La llegada de una vacuna

En plena segunda ola de la pandemia del Coronavirus, científicos y compañías siguen trabajando a destajo en la búsqueda de una vacuna eficaz contra la enfermedad. Así, Pfizer ha asegurado que su vacuna cuenta con una gran eficacia.

Pfizer y Biontech han anunciado que su vacuna contra el Covid-19 es eficaz en más del 90 por ciento, tras el «éxito» del primer análisis intermedio de su ensayo de fase 3.

Así, su candidata a vacuna basada en ARNm, BNT162b2 contra el SARS-COV-2 ha demostrado su eficacia contra el coronavirus en participantes sin evidencia previa de infección, según el primera análisis de eficacia provisional realizado el 8 de noviembre.

Las pruebas han sido realizadas a un total de 43.538 participantes y el análisis ha evaluado 94 casos confirmados de Covid-19 en participantes del ensayo.