El Equipo Roca de la Guardia Civil de Carmona (Sevilla) ha desarticulado un punto o centro de compra ilegal de aceitunas localizado en la barriada sevillana de Torreblanca.

Los agentes tuvieron conocimiento el pasado mes de octubre de varios robos y hurtos de aceitunas en explotaciones agrícolas de Sevilla, tras las denuncias presentadas por los perjudicados. Después, averiguaron las características de algunos de los vehículos usados para estos robos, localizando uno de los camiones cargado de aceitunas de variedad gordal y manzanilla, distribuidas en diferentes boxes de carga, así como el lugar donde se almacenaba la aceituna sustraída.

Los agentes descubrieron además que la almazara que compraba las aceitunas robadas estaba localizada en Carmona. En dichas instalaciones, los responsables de la misma alegaban que la procedencia de las aceitunas era de una finca de Pilas de la que aportaban un contrato ya vencido en agosto, además de que los agentes descubrieron que el año anterior tampoco recolectaron la aceituna de la citada finca.

Punto de venta de aceitunas

Los investigadores averiguaron además que el punto ilegal de venta de las aceitunas robadas está establecido en la barriada de Torreblanca, donde diferentes familias, tras el hurto o robo, se desplazaban para vender la aceitunas sustraídas en diferentes municipios de la provincia de Sevilla. Los encargados del punto de compra la introducían después en una almazara, dándole curso legal bajo un contrato que se ha comprobado que no se encuentra en vigor.

La Guardia Civil intervino en total 6.878 kilos de aceitunas, que entregaron a sus legítimos propietarios, además se detectó que los autores de los hechos habían introducido en la almazara más de 21.000 kilos en el presente año con un origen ilícito y que el año anterior introdujeron más de 14.000kilos.

Por ello, detuvieron a dos personas por delitos de robo, hurto y receptación, ambas personas están puestas a disposición del juzgado número tres de Carmona.

Más robos en fincas

La Guardia Civil ha investigado a un vecino de Montefrío en Granada, un hombre de 44 años, como presunto autor de un delito de robo y cinco delitos de hurto de aceituna perpetrados en fincas de ese mismo término municipal. Según ha informado la Guardia Civil, se han recuperado 19.400 kilos de aceituna supuestamente robados que el investigado vendió en tres puntos de compra de Montefrío.

Los agentes del equipo ‘Roca’ de la Guardia Civil de Loja abrieron una investigación al detectar que en el término municipal de Montefrío se habían producido varios robos de aceituna y cundía cierta alarma social entre los agricultores de esa localidad.

Los agentes se entrevistaron con las víctimas, con testigos y con los guardas de campo de la zona sobre estos hurtos de aceituna, y llegaron al convencimiento de que el ladrón tenía que ser algún vecino del pueblo.

Los guardias civiles del equipo ‘Roca’ de Loja inspeccionaron las almazaras y puntos de compra de aceituna del municipio y descubrieron que la persona investigada había vendido o depositado 19.434 kilos de aceituna y, sin embargo, sus olivos aun no habían sido vareados.

Modus operandi

La mayoría de los hurtos se han producido porque las víctimas, tras recolectar la aceituna, la habían dejado en la finca ya sea en sacas o en los propios fardos hasta el día siguiente. El investigado sólo tuvo que cargarla en su vehículo y transportarla hasta el punto de compra.

Este individuo ya fue investigado por la Guardia Civil de Montefrío el pasado mes de diciembre por la sustracción de una máquina vareadora a un vecino de la localidad. Tras el hurto, llamó a la víctima para exigirle un rescate de 150 euros para recuperarla.

Tras su implementación a nivel nacional en el año 2013, los equipos ‘Roca’ de la Guardia Civil vigilan de forma permanente el campo granadino y sus agentes se caracterizan por tener una comunicación muy fluida y constante con todos los sectores agrarios, sobre todo con los agricultores y la vigilancia privada que trabaja en el campo.