Agentes de la Guardia Civil ha detenido a dos personas por presunto delito contra la salud pública durante la noche del pasado día 9 en la localidad de Conil de la Frontera (Cádiz). Los detenidos transportaban 28 gramos de cocaína en roca a bordo de una furgoneta y trataron de eludir el control policial establecido para verificar el cumplimiento de las medidas adoptadas frente al Covid-19.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, la actuación tuvo lugar sobre las 21,30 horas cuando los agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Vejer realizaban un punto de verificación de personas y vehículos en uno de los accesos a la localidad, para verificar el cumplimiento de las medidas adoptadas frente al Covid-19.

Mientras los guardias civiles identificaban a los ocupantes de un turismo, observaron que el conductor de una furgoneta al percatarse de la presencia policial se detuvo de manera brusca para invertir el sentido de la marcha, acelerando de forma violeta para eludir el control policial.

Los guardias civiles comenzaron un seguimiento de la furgoneta, dándole alcance a los pocos metros. Así, procedieron a un registro exhaustivo del vehículo, encontrando en el habitáculo de carga una bolsa oculta entre materiales de obra y pintura donde se albergaban 28 gramos de cocaína en roca de gran pureza, la cual podía adulterarse para multiplicar las dosis. Por ello, los guardias civiles procedieron a su inmediata detención como autores de un delito de tráfico de cocaína.

Actuaciones similares en Cádiz

En otro orden, agentes de la Guardia Civil de Cádiz han procedido a la identificación de una persona que conducía un turismo como presunto responsable de una Infracción a la Ley Orgánica 12/95 de Reprensión del Contrabando, al hallar ocultos en el interior del vehículo 3.500 cajetillas de tabaco de contrabando.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, los hechos se han producido sobre las 9,00 horas de este jueves cuando los miembros de la Guardia Civil de la USECIC, con el apoyo del servicio Cinológico y Tráfico, realizaban un control antiterrorista en el kilómetro 49 de la carretera A-381 que une las localidades de Jerez de la Frontera con Los Barrios.

Tras proceder a la identificación a un turismo y su ocupante hallaron oculto en su interior 3.500 cajetillas de tabaco de contrabando que carecía de las precintas fiscales valorado en casi 14.000 euros .

Por todo ello la Guardia Civil ha puesto en conocimiento los hechos a la Autoridad competente por la comisión de una Infracción a la Ley Orgánica 6/2011 de Reprensión del Contrabando.