La OMS ha salido al paso para dejar claro que ningún país del mundo cuenta en estos momentos con la infraestructura necesaria para el almacenamiento de la vacuna Pfizer, tras las esperanzadores resultados confirmados en los últimos días.

Así lo ha advertido el doctor Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de Salud (OPS). Para albergar con garantías millones de dosis de esta vacuna es necesario contar con una buena infraestructura de almacenamiento y transporte de la cadena de frío. Se trata de una serie de necesidades que es imprescindible cubrir en torno a la mayoría de vacunas.

En rueda de prensa, ha explicado que, de las diez vacunas en la tercera fase de ensayos clínicos, dos de ellas utilizan la novedosa tecnología «de usar material genético del virus» y que no hay ninguna otra vacuna utilizada en el mundo que comparta estas características.

La peculiaridad de la vacuna Pfizer

«Entonces ningún sistema de salud en el Caribe, en América del Sur, en los Estados Unidos, en Europa están listos para manejar estas vacunas; porque para ello se necesita tener un almacenamiento a -70ºC. Si los países van a utilizar esas vacunas tendrán que preparase. Las otras ocho vacunas que están en fase 3 sí se pueden manejar en las cadenas de frío que encontramos hoy en cualquier país», ha advertido.

Barbosa ha avanzado que la Organización Panamericana de la Salud está hablando con instituciones financieras para fortalecer las cadenas de frío de los países, ya que cualquier nación del mundo que quiera usar la vacuna va a necesitar cambios o conseguir nuevos almacenes para conservarla a esa baja temperatura.

Sin embargo, ha especificado que cuando la vacuna llega a las salas de vacunación no es necesario que se encuentre a -70ºC; ya que se puede almacenar entre 2ºC y 8ºC durante un periodo de hasta cinco días. «El problema va a encontrarse en los almacenes centrales y en el transporte y ahí ha de haber una inversión. Pero este es un desafío para todo el mundo ya que por primera vez vamos a tener vacunas con estas características disponibles», ha concretado.

Pfizer empieza a cerrar acuerdos con los países

Por su parte, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS, Marcos Espinal, ha indicado que Pfizer está alcanzando acuerdos bilaterales con varios países, entre ellos los latinoamericanos, como en Argentina, Chile, México, Ecuador y que sigue negociando con Perú y Brasil.

El subdirector de la OPS ha resaltado la constante subida de casos del coronavirus en América del Norte; en la mayoría de los estados de Estados Unidos, partes de Canadá y algunos estados de México que están sufriendo picos de casos. «De hecho, Estados Unidos continúa reportando números récord de casos de Covid-19. Esperamos que pronto supere los 10 millones de infecciones de coronavirus», ha alertado.

Sin embargo, ha señalado que, más al sur, «algunos países y regiones lo están haciendo mejor que otros». En el Caribe, ha apuntado que, gracias a la vigilancia efectiva de la enfermedad, en países como Las Bahamas se adoptaron medidas rápidas de control; como el rastreo de contactos, que evitaron el descontrol de los picos reportados durante las últimas semanas

«En Sudamérica, Chile, Paraguay y Uruguay han mantenido la transmisión bajo control y han aplanado sus curvas epidemiológicas. Y los casos en Argentina, que experimentaron un pico de transmisión en septiembre y octubre, están disminuyendo gracias a una mejor coordinación entre las provincias», ha concluido.

España se embarca en la compra de vacunas Pfizer

El Gobierno de España espera adquirir la vacuna contra el Covid-19 que desarrollan las compañías Pfizer y Biontech, la cual parece ser eficaz en más del 90 por ciento, según ha señalado la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha asegurado que, «si ésta pasa todo los controles», podrían llegar cerca de 20 millones de dosis que servirían para vacunar a 10 millones de personas.

«Son noticias esperanzadoras», ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros; en referencia al comunicado de las farmacéuticas que señala el «éxito» del primer análisis intermedio de su ensayo de fase 3.

«Arrojan datos que desde nuestro punto de vista son de forma preliminar muy positivos. De hecho calculamos que a España pondrían llegar al rededor de 20 millones de dosis de la empresa Pfizer, si ésta pasa todos los controles, que serviría para vacunar a 10 millones de personas», ha afirmado.

«Una vacuna que será gratuita y se distribuirá a través del Sistema Nacional de Salud (SNS) priorizando a los grupos que establezcan el ministerio de Sanidad, comunidades autónomas y sociedades científicas», ha concluido, no sin antes recordar que el Gobierno trabaja para combatir la pandemia.

Este martes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa ya anunciaba que, dependiendo de los términos del contrato con Pfizer; que esperaba firmar «esta semana o la próxima», calculan que podrían llegar a España unas 20 millones de dosis para unos 10 millones de personas, ya que la vacuna debe administrarse en dos dosis.