La Guardia Civil ha incautado durante este pasado miércoles 11 de noviembre cuatro embarcaciones en las costas de Andalucía; arrestando a ocho personas por un presunto delito de contrabando e investigando a otros dos. Además, los agentes incautaron más de 10.000 litros de combustible y cinco vehículos.

El primero de los hechos ocurría en el río Guadiana, donde agentes de la Guardia Nacional Republicana de Portugal observaron una botadura de una embarcación trimotora por el río, a la altura de la localidad onubense de Villablanca, avisando a la Guardia Civil.

Se organizó un dispositivo compuesto por la Comandancia de Huelva y OCON-SUR y se consiguió interceptar la embarcación cuando la estaban intentando bajar de un camión; con idea de botarla.

Finalmente, se detuvo a cinco personas y fue incautada la embarcación trimotora de 12 metros de eslora. Así como una cabeza tractora, un remolque cargado con 250 garrafas de combustible, un vehículo grúa y dos turismos.

Otras operaciones contra el narcotráfico en Andalucía

Otro de los hechos, ocurrió en Almería en la zona conocida como Almerimar, donde la Guardia Civil detectó una embarcación de dos motores con 10 metros de eslora. Hay dos personas investigadas por este hecho.

Por último, en Sevilla, la Guardia Civil detectó una embarcación en la zona de Aznalcázar; logrando aprehender una embarcación de unos 12 metros de eslora y tres motores cargada con 120 garrafas de 25 litros con combustible y arrestando a una persona.

Poco tiempo después, el Servicio Aéreo de la Guardia Civil detectó en La Puebla del Río otra embarcación de las mismas características de la anterior. En esta operación, la Guardia Civil detuvo a dos personas, a las que se les imputa un delito de contrabando.

Una red criminal fue desarticulada en el Guadalquivir

La Guardia Civil ha desarticulado una organización delictiva que introducía hachís por las costas de Huelva y por el río Guadalquivir mediante embarcaciones. Una operación denominada ‘Blandiente’ y en la que se han detenido a 18 personas. Se han intervenido 1.470 kilos de hachís; así como seis armas cortas y siete largas, entre ellas un arma de guerra, tras 16 registros en las provincias de Málaga, Cádiz, Alicante y Almería.

Según concreta la Benemérita en una nota de prensa, también se ha incautado de 35 vehículos, de los cuales tres han sido recuperados, ya que habían sido robados en París. Además, en uno de los fardos de la droga se detectó un geolocalizador que había ocultado la organización.

La investigación se inició cuando se tuvo conocimiento de la existencia de un grupo que podrían estar introduciendo a la Península Ibérica hachís por las costas de Huelva y por el río Guadalquivir. Tras establecer un dispositivo de vigilancia, los agentes detectaron que este grupo venía de fuera de Andalucía para realizar el alijo. Tras ello, volvían a su lugar de residencia.