La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, ha opinado este jueves que la Junta de Andalucía debe evaluar la efectividad de las medidas y restricciones que está aplicando para frenar la expansión del Coronavirus antes de plantear otros escenarios, como un posible confinamiento domiciliario, y ha matizado que, en todo caso, el Gobierno andaluz debería reflexionar si pudo «haber tomado un poco antes» las medidas más restrictivas en zonas como Granada.

Sandra García, delegada del Gobierno en Andalucía

En una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, Sandra García ha considerado que «no es lógico» que se hable de confinamiento cuando el estado de alarma actual no lo contempla ni se ha acordado en el consejo interterritorial, por lo que ha abogado por ir «paso a paso», dando tiempo a las medidas que se han adoptado por parte de la Junta de Andalucía y evaluando sus resultados.

Ha recalcado en todo caso que «si hay que adoptar esa medida» porque así lo avalaran los datos tras analizar las últimas restricciones «se hará con el marco jurídico correspondiente».

Preguntada sobre si ve necesario el confinamiento domiciliario, García ha recalcado que no es una experta, pero cree que en Granada «quizá se debería haber tomado medidas más restrictivas antes».

Ha opinado así que cuando se suspendieron las clases de la Universidad de Granada ante el incremento de la tasa de contagios, «quizá» se tenían que haber tomado ya en ese momento otras medidas complementarias.

El Gobierno garantiza los mismos efectivos policiales que en la primera ola

Por otra parte, Sandra García ha descartado que haya menos efectivos policiales que en la primera ola de la pandemia controlando el cumplimientos de las restricciones de movilidad en Andalucía y ha garantizado que están «operativos los mismos efectivos». Ha precisado que diariamente se realizan un millar de controles diarios en la comunidad; y los efectivos identifican a una media de 725 personas.

No obstante ha matizado que, a diferencia del primer estado de alarma, ahora están permitidos muchos más movimientos a los ciudadanos; al margen de los motivados por cuestiones laborales o asistenciales. Por tanto también se debe propiciar una movilidad fluida de la población, por lo que se van alternando los controles para evitar retenciones.

Junto a ello ha recalcado que desde esta semana las restricciones afectan a todos los municipios de Andalucía; por lo que «no es una situación fácil» y también es clave la colaboración que en este sentido se está manteniendo con las policías locales. Junto a ello, la delegada del Gobierno en Andalucía ha apelado a la «responsabilidad ciudadana» para el cumplimiento de las medidas a fin de lograr reducir las tasas de contagio.

Andalucía pide al Gobierno tener preparado el confinamiento domiciliario

La pandemia del Coronavirus sigue aumentando sus datos de contagios y fallecidos en Andalucía. La comunidad ya aumentó las medidas para frenar el contagio del virus el pasado martes 10 de noviembre, con el cierre de las actividades no esenciales a las 18:00 horas y el adelanto del toque de queda.

Sin embargo, siguen preparándose para un peor panorama. Es por ello, que la Consejería de Salud Junta de Andalucía, junto a la del País Vasco y Castilla y León; han insistido en el Consejo Interterritorial de Sanidad en que el Gobierno central debe tener preparado un nuevo confinamiento domiciliario; tal y como han adelantado desde el portal 20Minutos .

Eso sí, solo lo utilizaría en caso de que la situación de la pandemia siguiera siendo grave y las medidas que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía no sugieran efecto.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado en la rueda de prensa posterior a la reunión que «tres o cuatro» consejeros «han vuelto a decir que a su juicio es necesario tener previsto» el confinamiento domiciliario. Desde el Gobierno piden tiempo hasta conocer si las medidas en marcha funcionan, algo que podrá tardar entre dos y tres semanas.