La Policía Local de Córdoba vigila el entorno de la Casa de la Igualdad de la capital tras cerrar este miércoles al recibir amenazas relacionadas con la campaña con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se celebra el 25 de noviembre, que el gobierno local de PP y Cs retiró el martes al poco de presentarla y ha pedido «perdón», a la vez que ha recibido críticas desde distintos grupos de la oposición.

Según han informado a Europa Press fuentes municipales, este jueves hay dos trabajadoras que se han incorporado de manera presencial, atendiendo con cita previa, después de que este miércoles se cerró, como manera «preventiva y de seguridad», porque «se habían recibido amenazas telefónicas», según las fuentes.

De este modo, han apuntado que la Policía Local va a intensificar durante algunos días la vigilancia por la zona; en las traseras de la plaza de la Corredera, aunque han remarcado que «no ha habido problema» alguno.

Al respecto, según ha adelantado ‘Diario Córdoba’, la Delegación de Igualdad ha enviado este miércoles a los empleados al teletrabajo o a otros centros cívicos municipales. Por el momento, no se ha presentado denuncia sobre estos hechos ante la Policía Nacional, pero se tomó la decisión de cerrar el edificio ante «el miedo» que explican han sufrido los trabajadores «por seguridad y por prevención».

La campaña contra la violencia de género tuvo que ser retirada