Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado día 9 de noviembre en Marbella (Málaga) a un hombre español de 65 años por supuestos abusos sexuales a una empleada de hogar.

Según las indagaciones, el investigado contrató para labores domésticas a la víctima, de origen hondureño; a cambio de un sueldo de 800 euros mensuales, una habitación en la vivienda y comida, aunque la realidad acabó siendo otra, han indicado desde la Comisaría.

Según han precisado en un comunicado, con la convivencia y el paso de las jornadas, el detenido «comenzó a demandar favores sexuales a la empleada de hogar, llegando a realizarle tocamientos en zonas íntimas contra su voluntad y a amenazarla con despedirla».

Los hechos trascendieron el lunes pasado después de que la Policía Nacional recibiera un aviso, a través del Centro Inteligente de Mando, Comunicación y Control 091, en el que una mujer manifestaba tener problemas con un hombre en una vivienda de la localidad marbellí.

Abusos continuados por parte de su empleador y dueño de la vivienda 

Una vez en el domicilio, los agentes se entrevistaron con una ciudadana, quien trabajaba allí como asistenta doméstica; denunciando haber sufrido abusos continuados por parte de su empleador y dueño de la vivienda.

Fruto de las pesquisas, conocieron que la empleada había llegado al domicilio a principios del mes de agosto. Poco tiempo después, habría sido víctima de tocamientos y acoso por el arrestado, quien le habría ofrecida dinero extra en numerosas ocasiones para que satisficiera sus deseos sexuales.

Ante la negativa de la mujer a acceder a sus intenciones, según la Policía Nacional, el arrestado le habría manifestado que como mujer extranjera «carecía de derechos y que la echaría del domicilio en caso de no cumplir sus intenciones de índole sexual». De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella.