Un vecino de la localidad gaditana de Ubrique ha recogido este verano un total de doce ejemplares de buitres leonados.

El mencionado vecino ha rescatado a estas aves rapaces en diferentes calles de la localidad. De este modo, han solicitado un muladar en la zona para que no corra peligro lo que es una especie protegida.

Y es que la acuciante calor, la falta de alimento y agua está llevando a las crías de buitres a salir de los nidos antes del tiempo habitual.

Antonio, vecino de Ubrique ha recogido solamente este verano doce ejemplares de buitres leonados en el caso urbano de la localidad. La mayoría son buitres jóvenes que recientemente han abandonado el nido.

Así, este ciudadano protege en el gallinero de su finca a cinco buitres, a los que alimenta y cobija como puede. Está a la espera de que lleguen los técnicos de la Junta de Andalucía.

Al parecer, Antonio no es la única persona que ha rescatado buitres durante este verano, donde la caída de estos animales se ha convertido en algo común.

Por eso Antonio pide un muladar en la zona de Ubrique, donde viven doscientas cincuenta parejas de las casi dos mil de la sierra de Cádiz, porque ahora los técnicos solo acuden al parque de los Alcornocales.

Los buitres leonados son una especie protegida que forma parte del paisaje serrano de Cádiz. Si se encuentran uno, llamen a la policía, ellos sabrán cómo actuar para que nuestros cielos sigan contando con sus más altos vecinos.