En un comunicado conjunto de las secciones sindicales ATMJ (Agrupación de Técnicos Municipales de Jerez); CGT (Confederación General del Trabajo); y CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios), trabajadores municipales denuncian el continuo acoso a delegados sindicales en el Ayuntamiento de Jerez.

Señalan que “una vez más tenemos que denunciar públicamente la persecución sindical, el mundo al Revés ‘Goliat contra David’. Ahora, en vez de los meros empleados, hacen parecer que las directivas cercanas al Gobierno de Mamen Sánchez, son las acosadas”.

Denuncian acoso constante a representantes de los trabajadores que sufren demandas penales en los tribunales de justicia; que sufren expedientes disciplinarios (a algunos de ellos imputándoles faltas que pueden implicar despido) simplemente por cumplir su obligación de defender a los trabajadores. El último caso el del presidente del Comité de la Fundación Asilo San José”; representantes de los trabajadores cesados en sus puestos para poner afines del “PSOE”; y castigados con movilidades forzosas a otros departamentos.

Destacan que “es curioso que un gobierno supuestamente de izquierdas como el PSOE de Mamen Sánchez, quiera silenciar a los sindicatos con actitudes tan mezquinas. Está muy muy feo el intentar aparentar que un expediente disciplinario es por causa del trabajo, cuando todo el mundo sabe que se debe a su actividad sindical de protección de sus compañeros. Esto recuerda a actitudes dictatoriales. Traspasan límites democráticos muy peligrosos. En este Ayuntamiento ya se sabe que hay empleadas y empleados ‘que saben vestir muy bien los expedientes para aparentar legalidad’”.

Los trabajadores se ven obligados a ir a la justicia

Lamentan estas secciones sindicales que “a los trabajadores, para defender sus derechos, no les queda otro remedio que acudir a los tribunales. Después de gastarse su dinero y ganar las sentencias en contra del Ayuntamiento, ven como en el día después no se cumplen o incluso se les “castiga” por el atrevimiento de denunciarlos”.

“Los trabajadores municipales o del sector público ven cómo sin ningún tipo de pudor y “a dedo” se reparten gratificaciones y productividades millonarias y a ellos nada, ni siquiera la paga extra que les deben desde hace ocho años. Hay trabajadores municipales que no se atreven a hablar porque si manifiestan una opinión contraria al Gobierno Municipal de Mamen Sánchez ven como se les traslada forzosamente, se les cesa en sus puestos, se les acaba las productividades o gratificaciones”.

Manifiestan que “los trabajadores no pueden ni quejarse cuando año tras año tienen que soportar en sus puestos de trabajo temperaturas extremas de calor, porque la dejadez y la improvisación es la seña de identidad municipal”. Y puntualizan que “los trabajadores municipales que no son de la línea editorial del Gobierno y se les margina sin trabajo”, al más puro estilo de una dictadura.

Recalcan estos sindicatos que “se debe regular este nuevo modo de acoso que conlleva despachos impresionantes, libertad de horarios, sueldos millonarios, plena libertad para otorgar y suprimir puestos, gratificaciones y productividades sin ningún criterio objetivo ni procedimiento (quizás se le pudiera llamar compra de amistades o voluntades), móvil y líneas gratis, acceso a espectáculos y eventos municipales gratuitos, tarjetas de aparcamiento gratuitas para toda la ciudad etc. Todo ello sin computar como trabajo en especie, claro”.

Finalizan indicando que “quizás alguno de los trabajadores municipales anteriormente mencionados, vejados y con sueldos ocho veces menores se quieran apuntar y quizás alguno de ellos sean más capaces, eso sí, quizás rían menos las gracias del político de turno y tengan actitudes más democráticas. ¡Pobres! Con ironía claro, sueldos superiores al Presidente del Gobierno… ¡Qué pena nos dan!