El grupo de empresas Col Servicol, Perea Rojas y Cátering Villablanca ha renunciado al servicio de comedor escolar. Una decisión que afecta a 126 colegios en Andalucía que se han quedado sin comedor escolar, 51 colegios en Jaén y 49 en Málaga, por ejemplo.

La renuncia afecta a unos 12.000 estudiantes y familias. En este sentido, la Junta confirma que el grupo empresarial comunicó el 8 de septiembre, 48 horas antes del inicio del curso escolar, su intención de abandonar el servicio de comedor escolar.

La consejería de Educación tiene que buscar una alternativa. Sólo en Jaén, la renuncia afecta a 51 escuelas, es decir, 2.500 niños y a casi 160 trabajadoras que vuelven a quedarse sin trabajo.

El delegado de Educación de la Junta en Jaén, Antonio Sutil, ha señalado que la agencia pública andaluza de Educación está buscando soluciones urgentes, para licitar de nuevo el servicio.

En esta provincia ocurrió lo mismo el año pasado: en ese caso fue la empresa Royal Menú la que renuncio a dar ese servicio. Se tardó entonces unos tres meses en solucionar y a las empleadas les dejó a deber tres mensualidades.