Un hospital sevillano, referente internacional en formación de enfermedades infecciosas

Facultativos de múltiples países han realizado estancias formativas en el Hospital Virgen Macarena desde hace más de una década

En el Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla han realizado estancias formativas facultativos de múltiples países en los últimos diez años.

Así las cosas, a lo largo de esta década, el centro sanitario se ha convertido en un «referente internacional» en lo que se refiere a la formación de médicos en el área de la patología infecciosa.

En este sentido, facultativos especialistas y en formación de Europa, América, Asia y Oceanía se han beneficiado de la investigación y la innovación que el centro sanitario viene desarrollando desde tiempo atrás en el campo de las enfermedades infecciosas, siendo el promedio de estancia entre uno y tres meses, según destaca el centro hospitalario en un comunicado.

Las parcelas temáticas que suscitan mayor interés entre los alumnos son: optimización de uso de antimicrobianos, bacteriemias, patógenos resistentes e infecciones osteoarticulares.

«Estas estancias formativas nos permite exportar nuestros programas asistenciales y métodos investigadores a otros países, así como la posibilidad de generar nuevos proyectos internacionales», ha señalado el jefe del Servicio, el doctor Jesús Rodríguez Baño.

Esta generación de conocimiento que el hospital brinda a galenos de países tan diversos como Canadá, India, Perú, Reino Unido o Australia ha dado lugar a que se inicien proyectos de investigación colaborativos o programas asistenciales en los centros de procedencia similares a los desarrollados en el centro hospitalario sevillano.

«A los residentes de nuestro hospital les aporta el contacto con colegas de otros países, por el intercambio de experiencia y la creación de vínculos profesionales», ha destacado la tutora de residentes del Servicio de Enfermedades Infecciosas del enclave sanitario, la doctora Pilar Retamar.

En muchos casos este ejercicio pedagógico se articula en colaboración con otras unidades asistenciales como Microbiología, Medicina Preventiva, Farmacia o Cuidados Intensivos, entre otras.