Detectan Fiebre del Nilo en caballos de Jerez y Huelva

El mosquito infectado puede transmitir la enfermedad a équidos –especialmente caballos–, aunque también es posible la transmisión a personas

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible detectó el pasado 10 de agosto dos casos de Fiebre del Nilo Occidental (West Nile) en un caballo en Jerez de la Frontera (Cádiz) y en otro en la localidad onubense de Gibraleón, los dos primeros casos declarados en lo que va de año.

Así la ha confirmado a Europa Press la Consejería de Agricultura, que «llevará a cabo un seguimiento» de ambos casos, los primeros declarados este año en Andalucía, donde en 2019 se dieron cinco positivos en diferentes puntos de la comunicad. Además, ha querido dejar claro que «no existe transmisión directa» entre caballos y personas.

El West Nile se transmite por la picadura de un insecto, tratándose generalmente de mosquitos del género Culex. El virus está presente en los mosquitos e infecta a las aves cuando estos se alimentan. Las aves son consideradas reservorio de la enfermedad, actuando normalmente como portadores sanos, jugando un papel muy importante en la diseminación del virus.

El mosquito infectado puede transmitir la enfermedad a équidos –especialmente caballos–, aunque también es posible la transmisión a personas. Los mosquitos no se infectan al picar a los caballos, ni se transmite entre caballos y personas.