Uno de cada tres autónomos andaluces ve expectativas para crecer en su negocio

Blanco ha destacado la importancia del trabajo autónomo en Andalucía, comunidad que con 573.000 afiliado

Uno de cada tres autónomos andaluces considera que su negocio «le va muy bien» y que «aún puedo crecer más», según un estudio realizado por la Fundación Andalucía Emprende y que ha expuesto este miércoles la consejera de Empleo, Formación, y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, Rocío Blanco.

Así lo ha precisado, junto al presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, durante su participación en los desayunos informativos de Europa Press Andalucía en colaboración con Fundación Cajasol, Atlantic Copper, Fujitsu y Laboratorios Vir, a los que han asistido, entre otros, los consejeros de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y de Cultura y Patrimonio, Patricia del Pozo, y el portavoz parlamentario de Ciudadanos (Cs), Sergio Romero.

Blanco ha destacado la importancia del trabajo autónomo en Andalucía, comunidad que con 573.000 afiliados al Régimen Especial del Trabajo Autónomo (RETA) es la segunda región con mayor peso del colectivo, y la que más creció en el último año, aportando tres cada cuatro nuevos trabajadores por cuenta propia de España al sumar 12.293 nuevos afiliados a este régimen de la Seguridad Social.

La consejera ha revelado que su departamento está manteniendo contactos con distintas organizaciones de autónomos, como ATA, para diseñar las nuevas medidas que se pondrán en marcha, así como encuentros provinciales con trabajadores autónomos, una ronda de consultas que también se está viendo apoyada con el estudio realizado por Andalucía Emprende, basado en una encuesta a 427 trabajadores por cuenta propia, para conocer sus preocupaciones y sus demandas.

En este estudio, ante preguntas realizadas sobre su grado de satisfacción o nivel de éxito, un 33,26% de los autónomos encuestados consideraron que su negocio «le va muy bien, pero creo que todavía puedo crecer más», porcentaje que se suma a un 3,28% que considera que ha superado sus expectativas iniciales.

El porcentaje más amplio, un 48,9%, optó por la opción «sobrevive sin grandes problemas», mientras que solo un 13,5% consideró que «debe mejorar para sobrevivir» y un 0,94% se planteaba el cierre.

La consejera ha destacado igualmente el capítulo de las dificultades que señalan los trabajadores por cuenta propia, entre los que tienen un mayor peso la financiación (36,5%), seguido del exceso de burocracia (19,3% y el miedo a fracasar (13,5%), aspectos que influirán en el diseño de nuevas medidas de apoyo y de simplificación administrativa

En la misma línea, como obstáculo más indicado, destaca «no tener una formación empresarial adecuada», señalado por un 18,7% de los entrevistados, segmento que incluso supera a «impuestos, cargas económicas y laborales» (16,9%) o a «falta de apoyo y asistencia de las administraciones públicas».

En este sentido, Blanco ha asegurado que estos datos refrendan la apuesta por la Formación que está realizando su departamento, y también son una llamada de atención a la Administración autonómica para mejorar su cartera de servicios.

Por último, la consejera también ha citado la dificultad que el colectivo tiene para conciliar vida laboral y familiar, apuntada por un 59% de los entrevistados, elevándose al 61% en el caso de las mujeres autónomas, y ha destacado como dato positivo que un 56% de los autónomos no se plantearía cambiar su situación a la de trabajador asalariado, frente a un 16% que lo haría si contase con un contrato indefinido y un 5% que lo haría en cualquier caso.