El Zoo lanza una biblioteca digital de las dentaduras de las diferentes especies

El proyecto permitirá a los veterinarios tener una información bucal completa para futuras actuaciones

El equipo del Zoobotánico de Jerez y el doctor Francisco Rábago han vuelto a colaborar y, en este caso, han comenzado en la mañana del martes 11 de febrero, un proyecto pionero.

Este consiste en una exploración bucodental, usando una tecnología innovadora con una impresora 3D, que almacenará los datos obtenidos en la misma.

Esta técnica, que se ha puesto en marcha con un mandril macho, permitirá crear una biblioteca virtual de los modelos de la boca de toda las especies de nuestro Zoo.

Los datos se almacenarán en una nube digital y también se podrá mostrar en proyectores holográficos.

El delegado del Zoobotánico, Rubén Pérez agradece a Francisco Rábago “su ya habitual colaboración desinteresada con el parque que posibilita la utilización de técnicas pioneras que nos permiten seguir avanzando para mejorar la calidad de vida de las especies”.

Para Miguel Ángel Quevedo, veterinario del Zoo, presente en la intervención, junto a su compañero José María Aguilar y el doctor Rábago, “se ha dado un paso muy importante.

A partir de ahora, vamos a contar con información bucodental pormenorizada de todas las especies, y ello nos permitirá intervenir con pleno conocimiento de lo que nos vamos a encontrar”.

La colaboración entre Francisco Rábago y el Zoobotánico es de más de diez años y la misma ha permitido, entre otras actuaciones, por ejemplo recuperar un ejemplar de ibis eremita, a quien se le colocó un implante en una pata, siguiendo el sistema de los implantes dentales. Este ejemplar, ‘Almenara’, fue liberado en Conil.

Con ello, se salvó a un miembro de esta especie en peligro crítico de extinción. Asimismo, el equipo también realizó la colocación de un implante de pico que presentaba una malformación en un buitre.