Dos personas sin hogar mueren en Barcelona. La autopsia tiene que determinar si los dos han fallecido por hipotermia debido a la ola de frío que llega tras el temporal Filomena.

El primer hombre, de 37 años, fue encontrado en la plaza de Poeta Boscà, junto al mercado de la Barceloneta. Los trabajadores del mercado lo encontraron.

El segundo, de 32 años, fue encontrado en el parque de la Ciutadella junto a un compañeros de 19 años con hipoternia grave. El hombre dormía en la calle acompañado de otros cinco jóvenes.

El Ayuntamiento de Barcelona indica que rechazaron su traslado a un centro de acogida en alguna de las «2.900 plazas libres». El consistorio reforzó la atención a las personas sin hogar debido al temporal en la ciudad, por lo que amplió las plazas disponibles.

Los dos hombres no presentaban signos de criminalidad ni de violencia. Además, los Mossos d’Escuadra han trasladado las diligencias a un juzgado de Barcelona, a la espera de recibir los resultados de la autopsia.

El temporal Filomena llegó a Cataluña con una acumulación de 30 centímetros de nieve. Sin embargo, no llegó dicha nieve a Barcelona. En cambio, sí que ha dejado algo de lluvia y de fuerte oleaje en el frente marítimo.

Pese a que Filomena ha perdido fuerza, ha comenzado en España una ola de frío con temperaturas récord mínimas por frío. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indica que se podrían llegar a los -15ºC.

Traumatismos por hielo

Durante estos días los hospitales están recibiendo muchos pacientes con traumatismos en las caderas, muñecas o tobillos debido a las caídas provocadas por el hielo en las calles.

El Hospital Gregorio Marañón es uno de los más afectados por este suceso. Por ejemplo, en el día de ayer se produjeron 380 ingresos por urgencia, de los cuales 134 fueron por traumatismos, lo que supone un 40% de las urgencias, cuando en un día normal suele estar entre el 16%.

Los miembros del Ejército de Tierra estuvieron despejando la zona de acceso al hospital para que pudieran circular las ambulancias, coches y otro tipo de vehículos con el objetivo de agilizar la entrada y salida del hospital.

Aun así, sigue quedando mucha nieve acumulada en las aceras que supone un peligro para los viandantes. Concretamente el hospital Gregorio Marañón vivió ayer una situación muy complicada, ya que faltaron hasta 50 profesionales que no podían acceder a este hospital debido al temporal Filomena y varios compañeros tuvieron que doblar o incluso triplicar los turnos para cubrir dichas bajas.

En los próximos días se espera que las calles sean menos peligrosas para las personas, ya que están echando sal a la calzada y a las aceras para hacer más transitable las calles.

Fuentes de emergencias aseguran que en el día de ayer los servicios sanitarios de la capital de España registraron 30 caídas a la hora, situación que está colapsando muchos hospitales del país.