Tirón de orejas de ayuntamientos de izquierda al Gobierno de Sánchez. El Ayuntamiento de Cádiz ha remitido junto con los ayuntamientos de Barcelona, Valencia y Lleida una carta a la secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul Muro.  En ella las cuatro administraciones locales le piden que se recupere el Fondo de Acogida e Integración; a través del cual las comunidades autónomas pueden recibir financiación que acaba repercutiendo en políticas de acogida e integración en ciudades y municipios; un fin especialmente necesario dado el contexto actual.

Además, exponen que la recuperación del Fondo de Acogida e Integración fue un compromiso que adquirió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la anterior legislatura. Y que se plasmó posteriormente en el acuerdo del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, los cuatro ayuntamientos recalcan que han comprobado con preocupación cómo en el articulado de la nueva Ley de Presupuestos Generales del Estado no se recogen recursos a este fondo.

Los ayuntamientos de Cádiz, Barcelona, Valencia y Lleida señalan que las ciudades cumplen unos de los papeles más importantes en el proceso de acogida e integración de las personas migrantes y refugiadas; ya que es en los municipios donde estas personas tienen que encontrar las condiciones necesarias para residir de manera estable o provisional; dado que muchas tienen como destino final otras ciudades europeas.

Cumplimiento de obligaciones

«Mientras que las ciudades de Cádiz, Barcelona, Valencia y Lleida hemos ido cumpliendo con nuestras obligaciones en la materia. Y lo hemos hecho a pesar de las insuficiencias del sistema de acogida actual. Y del total absentismo de otras administraciones cuando se trata de personas en situación administrativa irregular»; sostienen los cuatro ayuntamientos en la misiva. En ella citan que «especialmente relevante está siendo el esfuerzo de atención y recursos realizado desde los servicios sociales y recursos especializados de ámbito municipal para personas migrantes y refugiadas».

Además, inciden en que las consecuencias económicas de la crisis derivada del Coronavirus está afectando especialmente a aquellos sectores económicos como la hostelería; el turismo, la restauración, la agricultura y la industria agroalimentaria en los que eran empleadas muchas personas migradas.

Los ayuntamientos de Cádiz, Barcelona, Valencia y Lleida, que se muestran «firmemente comprometidos con la defensa de los derechos humanos; la justicia y la solidaridad», indican que no pueden permitir que ningún vecino o vecina de alguna de estas ciudades «quede atrás, venga de donde venga». «Somos ciudades de acogida y así lo queremos seguir siendo», recalcan.

Acogida e integración de inmigrantes

Al hilo, apuntan que los retos relacionados con la acogida e integración de personas refugiadas y migrantes «deben ser afrontados a través de la cooperación multinivel entre administraciones que cuente con mecanismo de financiación efectivos, mecanismos que permitan desarrollar en los distintos niveles de administración políticas de acogida de personas migrantes y solicitantes de asilo».

Por todo ello, la concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Cádiz, Helena Fernández; el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra; la tenienta de alcalde, área de Bienestar y Derechos Sociales del Ayuntamiento de Valencia, Isabel Lozano; y la tenienta de alcalde y concejala de Educación, Cooperación, Derechos Civiles y Feminismos del Ayuntamiento de Lleida, Sandra Castro i Bayona; solicitan en la carta una reunión urgente con la secretaria de Estado de Migraciones para poder tratar la situación y abrir una nueva vía de colaboración entre el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y las principales ciudades de acogida del país.

Helena Fernández recuerda que «el Fondo de Acogida e Integración fue eliminado por el PP» y que ahora los ayuntamientos firmantes de la carta piden «que se recupere, tal y como era el compromiso, para poder atender situaciones que en la mayoría de los casos son de urgencia y dramáticas».