Las redes sociales se han incendiado en la noche del martes después de que en el programa de El Hormiguero se produjera una imagen insólita. Pablo Motos recibía la visita de Luis Tosar, que acudió a promocionar la serie Los Favoritos de Midas que se estrena en Netflix. Hasta aquí todo normal. Sin embargo, fue en la recta final del reality después de invitar al plató a la Film Symphony cuando saltó la polémica en torno a la separación de los componentes de la orquesta.

La escena no dejó indiferente a nadie. Un total de 45 de músicos agolpados sin distancia de seguridad, sin mascarilla frente a la atenta mirada del presentador y el actor. El grupo, durante su actuación, retó al actor y al presentador a averiguar conocidas bandas sonoras como Star Wars, Indiana Jones, la Familia Addams o El bueno el feo y el malo o el Equipo A.

Las explicaciones del presentador sobre este asunto no sirvieron de mucho. Y es que Pablo Motos ha sido uno de los grandes críticos por la gestión de la pandemia en España y, sobre todo, contra aquellos que se han saltado las medidas sanitarias dictaminadas por las autoridades. La cara y la cruz. Pese a las recomendaciones, 46 músicos se situaron en un espacio muy reducido. Además hay que recordar que una orquesta suele ser uno de los elementos que genera más aerosoles, la vía más habitual para la propagación del coronavirus Covid-19.

Explicaciones de Pablo Motos

Antes del espectáculo, Pablo Motos aprovechó para asegurar que «están todos poniéndose en su posición para decir que antes de entrar esta noche aquí todo el mundo se ha hecho una prueba PCR y todo el mundo es negativo, así que estamos todos seguros”. Hay que recordar actualmente, la normativa contempla que un máximo de 6 personas puedan reunirse en el ámbito privado, siendo este número de 15 personas en algunos eventos como los velatorios.