El alcalde de Granada, Luis Salvador (Cs), ha señalado este miércoles 11 de noviembre que, con los actuales datos sanitarios, «la única medida conocida» para reducir los contagios por coronavirus es el confinamiento, y ha vuelto a pedir responsabilidad a los ciudadanos para que cumplan las restricciones decretadas por la Junta, las cuales suponen «en la práctica un cierre», ya que el Gobierno no es «partidario» de facultar a las comunidades autónomas para que puedan prohibir salir de casa por causas no justificadas.

En declaraciones a los periodistas después de que el vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs); mantuviera este pasado martes que «Granada con las circunstancias que tiene debería estar en confinamiento domiciliario; pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa (PSC), ha dicho claramente que no va a haber confinamiento domiciliario«. Luis Salvador ha señalado también que es partidario de que a los territorios se los trate en «un plano de igualdad» conforme a sus datos sanitarios.

«Aún quedan semanas que van a ser duras»

Si en este momento no se reduce la movilidad por el «confinamiento en la práctica» decretado por la Junta; habrá un «mayor riesgo» para la población ante el avance de la segunda ola de la pandemia de covid-19. Por lo tanto, aún quedan «semanas que van a ser duras», ha indicado Salvador; quien ha dicho esperar que se pueda consolidar la «tendencia» observada en sentido «descendente» en los últimos días en cuanto a contagios.

«Medidas tan necesarias como dolorosas», con efectos de tipo económico, ha declarado el alcalde; quien ha resaltado que, en verano, la capital granadina presentó datos epidemiológicos «bastante por debajo» de las medias andaluza y nacional, con actividad cultural que no presentó «ningún rebrote asociado» y se desarrolló con «seguridad», si bien hubo un punto de inflexión, tras el final del periodo estival, en el puente festivo de octubre.

En este contexto, «Illa salió el otro día anunciando que el Gobierno no era partidario de los confinamientos en los domicilios en este momento», ha señalado Salvador en referencia a las palabras de Marín apuntando a que, si fuera por la Junta, Granada tendría ya activada esta medida.

El Gobierno impidió a la Junta de Andalucía el confinamiento domiciliario de Granada

Este domingo 8 de noviembre, la Junta de Andalucía ha adoptado medidas más restrictivas en torno a la segunda ola de la pandemia del Coronavirus. Unas decisiones que podrían haber sido más drásticas en otros territorios, como Granada.

La provincia de Granada es actualmente el lugar más afectado por el virus en Andalucía. Así, Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía ha asegurado: «Granada con las circunstancias que tiene debería estar en confinamiento domiciliario, pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa (PSOE), ha dicho claramente que no va a haber confinamiento domiciliario, a pesar de las circunstancias tan terribles».

El Gobierno es tajante y por el momento dará un margen de confianza a las medidas implantas por la Junta de Andalucía para frenar la pandemia en el territorio andaluz. Una vez superada estas dos semanas, en caso de no surgir efecto, el confinamiento domiciliario podría volverse una opción real para el Ejecutivo de Sánchez.