El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha llamado este miércoles a la «corresponsabilidad» para evitar el covid-19. «No crean que van a estar diez días en su casa viendo la televisión o leyendo un libro», ha advertido el presidente del Gobierno andaluz, quien ha insistido en que hay casos en los que los pacientes van a sentirse mal hasta «no poder ir al baño andando porque se asfixian» antes de que tener que ser hospitalizados. «Allí pueden pasar a una UCI, y de esa UCI a veces no se sabe si pueden salir o no», ha recalcado.

El presidente ha pedido a los ciudadanos que «limiten los movimientos al máximo» e «intenten no salir de casa». Todas estas medidas contribuyen a evitar la propagación del coronavirus y a «salvar vidas» al tiempo que se trata de «mantener el pulso» de la economía.

«No quiero ir cerrando el grifo, quiero abrir el grifo, pero para mantener el pulso económico necesitamos contener la pandemia, su extensión y su gravedad», ha manifestado ante los medios tras la inauguración del Hospital Materno-Infantil de Almería. El presidente andaluz ha recordado que la pandemia tiene «consecuencias imprevisibles» y que «está matando a centenares de andaluces todas las semanas».

Moreno ha apelado a la concienciación ciudadana ante la enfermedad, que «puede generar el fallecimiento o incluso secuelas que tardan años en repararse». Por ello, ha insistido a la ciudadanía para que tenga «mucha sensibilidad» y «mucha responsabilidad» en su día a día a día para adoptar medidas como la higiene de manos; la distancia social; o el uso de la mascarilla de cara a evitar la enfermedad.

El presidente ha reiterado la importancia de la aplicación de medidas individuales hasta que al menos se tenga una vacuna contra el covid-19. Así, se ha referido a los ensayos de Pfizer y al trabajo que se desarrolla ya con el Ministerio de Sanidad para la distribución de las dosis, al tiempo que el SAS prepara la «infraestructura necesaria» para el reparto y almacenaje de las mismas al tener que estar «a 80 grados bajo cero».

Reparto de vacunas por población

El presidente del Ejecutivo andaluz ha considerado que «lo razonable, sensato y fundamental» a la hora de realizar el reparto de vacunas es el criterio poblacional. «Los que tenemos que atender a mayor número de personas, en el caso de Andalucía son 8,5 millones de españoles, necesitaremos un mayor número de dosis». Moreno considera que este criterio es «fundamental y razonable» y se impondrá en el conjunto del país.

Mientras, se ha referido a las «duras» y «muy complicadas» decisiones adoptadas el pasado domingo, entre las que se encuentran las limitaciones a la movilidad por municipios y el cierre del comercio no esencial desde las 18,00 horas, para poner coto al virus. No obstante, ha dicho que no podrán ser valoradas al menos hasta dentro de «ocho o nueve días». De modo que a razón de los resultados de este «sacrificio colectivo» determinarán si se varían o no.

«Todos estamos haciendo un esfuerzo y todos estamos sufriendo, los comerciantes; la hostelería; la restauración; la economía; y por supuesto los ciudadanos que desgraciadamente se ven contagiados por esta enfermedad; y están sometidos en una cama o en una UCI deseando que pronto se puedan recuperar», ha expresado. Por último, ha trasladado su voluntad de mantener un «equilibrio» entre la situación sanitaria y económica.