La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha acercado a cárceles más próximas al País Vasco a otros cinco presos de ETA. Entre ellos a dos condenados por el asesinato en Sevilla del concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y de su mujer Ascensión García. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha condenado estos acercamientos, que ya superan el centenar desde que Pedro Sánchez llegó al Gobierno y Fernando Grande-Marlaska es ministro del Interior. Una decisión que para la asociación se enmarcan en la negociación para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, contando con el apoyo de EH Bildu.

Entre los cinco etarras acercados están Mikel Azurmendi Peñagaricano y Maite Pedrosa Barrenechea, que pasan de Valencia a la cárcel de Zaragoza. El primero fue condenado a 30 años como responsable del asesinato del matrimonio Jiménez-Becerril, entre otros asesinatos; y la segunda también por su participación en el crimen del concejal sevillano.

Los otros etarras acercados son José Ángel Lerín Sánchez; Oskarbi Jáuregui Amundarain y Oier Andueza Anchía. Según la AVT, son ya 103 presos de ETA trasladados con el Gobierno de Sánchez; de los que 18 son directamente al País Vasco y Navarra. Un total de 25 tienen delitos de sangre y otros 15 han sido progresados al tercer grado o régimen de semilibertad.

Josu Ternera, de vuelta a España

La Corte de Casación de París ha acordado la entrega definitiva a España del exjefe de ETA José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, por la causa sobre la financiación de la organización terrorista a través de las ‘herriko tabernas’.

La justicia francesa ha ratificado en casación la decisión adoptada el pasado 30 de septiembre por el Tribunal de Apelaciones de París, que había sido recurrida por la defensa. De esta forma, «la sentencia de apelación es definitiva», según han indicado a Europa Press fuentes judiciales.

El Tribunal de Apelaciones actuó conforme a una orden de detención europea emitida el 28 de febrero de 2005 en relación con el caso de las ‘herriko tabernas’ por hechos cometidos en el año 2000 en Bilbao.