El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha presidido el acto de imposición de condecoraciones a seis perros de la Policía Nacional, un evento en el que ha estado acompañado por el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras; y el director adjunto operativo, José Ángel González.

En la actualidad, 461 perros se mantienen activo en las diferentes especialidades. De esta manera, 197 de ellos se han especializado en explosivos; 178 en drogas, billetes y detección de armas de fuego; 11 en rescate y salvamento; seis en recuperación de restos humanos; y tres en detección de acelerantes de fuego. Un total de 66 canes se encuentran en adiestramiento.

Los seis perros condecorados esta mañana por el ministro del Interior son Ginger, destinado en Alicante; Alva, en Málaga; Bull, en Las Palmas de Gran Canaria; Neo, en Málaga; Yuko, en Alicante; y Elko de Parayas, destinado en el Grupo Especial de Operaciones (GEO). Todos ellos son especialistas en drogas, billetes y detección armas, excepto Elko de Parayas, especializado en asaltos.

Creación de la Sección de Guías Caninos

Fue en el año 1945, hace 75 años, cuando se creó la Sección de Guías Caninos, con tan solo ocho perros de raza pastor alemán que tenían como finalidad luchar contra la delincuencia de la época. Dos años después se creó la Escuela de Adiestramiento Canino de la Policía. Su misión era la formación de los guías caninos y el cuidado, preparación y adiestramiento de los perros para realización de servicios de custodia de polvorines, persecución de huidos y la reproducción y cría de ejemplares.

Además de Madrid, la Unidad Especial de Guías Caninos está desplegada en otras 19 unidades periféricas: Barcelona; Sevilla; Bilbao; La Coruña; Las Palmas de Gran Canaria, Málaga; Valencia; Oviedo; Zaragoza; Algeciras; La Línea de la Concepción; Santander, Palmas de Mallorca; Badajoz; Valladolid; Cádiz; Murcia; Ceuta; y Alicante. Actualmente, un total de 237 agentes de la Policía Nacional están destinados en esta unidad.